Un viaje por los cines de Madrid que dejaron de ser cines

Cine Carretas antes y ahora
Cine Carretas antes y ahora |REDACCIÓN

Cine Carretas, cine Royal, cine Roma... Atrás quedó la época dorada del cine en Madrid. Cientos de salas convivían en armonía y llenaban sus butacas cada semana. Y miles de personas esperaban impacientes el momento de descubrir aquella película de la que tanto se hablaba y que incluso podían ver en bucle gracias a la sesión continua.

Edificios que en su día albergaron los sueños del séptimo arte, ahora se rinden a hoteles, centros comerciales o viviendas de lujo. Los más afortunados, han conseguido 'reconvertirse' en teatros, como los cines de Lope de Vega, Rialto, Coliseum o Cine Amaya. Otros han sido demolidos.

Hacemos un viaje por el Madrid de los cinéfilos, en busca de recuerdos que muchos aún mantendrán vivos.

Algunos cines de Madrid que dejaron de ser cines |REDACCIÓN

De cine a teatro

Si habláramos de 'milla de oro' del cine en Madrid, tendríamos que irnos hasta la calle Gran Vía, lugar en donde convivieron durante muchísimo tiempo una docena de salas. Muchos de ellos, situados en auténticos palacios y edificios deslumbrantes.

Pasear por la arteria principal de la capital suponía acceder a toda una apetecible cartelera con títulos diseñados en la mayoría de los casos de forma artesanal. Algunos han conseguido mantener su sala de butacas gracias a su reconversión a teatros, como es el caso de los cines Rialto, Lope de Vega, Coliseum o Amaya. El Palacio de la música también será destinado a espacio cultural multiusos. Pero muchos otros, no han tenido esa misma suerte.

  • El cine Actualidades: estaba en el número 48 de Gran Vía. Hoy es un edificio de viviendas. 
Cine Actualidades |Fondo del Archivo Regional de la CAM
El cine Actualidades, hoy |Google
  • Cine Azul: situado en Gran Vía 76, en la actualidad des un restaurante de comida rápida. 
  • Cine Imperial: fue uno de los cines de mayor éxito durante años. Situado en el número 32 de la Gran Vía, en el edificio que ocupa la manzana más grande de esta calle, construido en los años veinte por el arquitecto Teodoro Anasagasti. El cine, que al principio se llamaba Madrid-París (el nombre que tenían las galerías que se habían inaugurado allí), comenzó a funcionar en 1934. Las proyecciones se apagaron definitivamente en el año 2002. Actualmente está ocupado por la cadena de ropa Primark
El Cine Imperial, en la calle Gran Vía |REDACCIÓN
  • Cine Rex: durante años proyectó infinidad de películas en Gran Vía 43, el cine situado en los bajos de un edificio de diez plantas construido en 1945. El edificio es hoy propiedad de AXA, y espera conseguir licencias para poder darle salida. Previsiblemente podría convertirse en un hotel.   
  • Cine Pompeya: era una pequeña sala situada en la calle Gran Vía, 70. Inaugurada en 1949, estuvo funcionando hasta 1998. Ahora es parte de un hotel. 

El Cine Real Cinema de Ópera

Fue uno de los cines más antiguos de Madrid, situado en un edificio construido en 1920. Era, con más de mil butacas, el cine más grande de España. Por eso, su reciente demolición, ha dolido más en el mundo del séptimo arte.

Fue un cine que resurgía y superaba los golpes de la historia. Dañado por una bomba durante la Guerra Civil, volvió a abrir sus puertas en 1943. Algunas remodelaciones después, el cine finalmente cerró sus puertas en el año 2012, por falta de espectadores. Tras su demolición, será un hotel de lujo.

La historia del Real Cinema de Madrid
La historia del Real Cinema de Madrid
La historia del Real Cinema de Madrid

La historia del Real Cinema de Madrid

El caso del cine Bristol

Nació al comienzo de la época del 'baby boom', en 1958, en el distrito de Puente de Vallecas. Se situaba en la calle Melquiades Biencinto, 8, y contaba con más de mil localidades. El arquitecto encargado de las obras fue José Luis Sánz Magallón, y no dudó en aprovechar el solar y seguir adelante con el proyecto a pesar de tener enfrente otro cine, el Cine Frutos.

Pero, después de algunos gloriosos años de actividad frenética, el cine Bristol cerró en los años 80. El edificio permaneció cerrado durante muchos años, hasta que fue adquirido para la construcción de edificios de lujo. Su nombre, eso sí, fue heredado por el antiguo cine Bilbao. Fue demolido en 2019 y se transformará en un complejo de 23 exclusivas viviendas.

Transformación del cine Bristol, Madrid |REDACCIÓN

Cines de Madrid que han cerrado

Aquí tienes otros ejemplos de cines emblemáticos de Madrid que han cerrado sus puertas: 

  • Cine Aragón (calle Alcalá, 334). Actualmente es una juguetería. 
  • Cine Bécquer (calle Antonio Vicent, 32). Es un edificio de viviendas.
  • Cine Bilbao (calle Fuencarral, 118). Después se llamó Bristol y cerró definitivamente para transformarse en una tienda de alimentación.
  • Cine Bogart (calle Cedaceros, 7). Es un edificio abandonado. 
  • Cine Dúplex Cinema (calle General Oraá). Se ha transformado en un edificio de viviendas. 
  • Cine Florida (calle General Ricardos, 127). Hoy es un edificio de viviendas y oficinas. 
  • Cine Lavapiés (calle Trubulete,14). Es en la actualidad la sede de la UNED.
  • Cine López de Hoyos (calle López de Hoyos, 71). Ahora es un gimnasio. 
  • Cine Versalles (calle Bravo Murillo). Actualmente es un bingo.
  • Cinema 'X', situado en la calle San Bernardo con San Vicente Ferrer. Hoy es un edificio de viviendas. 
  • Cine Tívoli, que estaba en la calle Alcalá, 80. Ahora es un Vips.
REDACCIÓN

Los cines de Arguelles

El barrio de Arguelles también fue uno de los que más salas de cine aglutinaban. ¿Recuerdas estos nombres?: cine Princesa, cine Bulevar, cine Quevedo, cine Guzmán el Bueno... Nada tienen que ver ahora con lo que eran.

  • De cine a tienda deportiva: el cine Princesa se inauguró en 1954, en un edificio construido por el arquitecto José Luis Sanz Magallón, en el número 63 de la calle Princesa. Hoy es una tienda de Decathlon.
El cine Princesa en su actualidad |REDACCIÓN
  • El cine convertido en tienda: el popular cine Bulevar proyectaba los últimos estrenos en su sala de la calle Alberto Aguilera, 56. Nació tras el derribo del edificio destinado al Instituto Higiene militar. Sobre el solar se construyó un edificio para viviendas y en sus bajos se instaló el cine. Se inauguró un 13 de noviembre de 1953, con la película 'Aeropuerto'. Tal y como se 'estilaba' en la época, de sesión continua. Durante los años 70 sufrió varias reformas, y cerró finalmente a finales de los años 80. Hoy es un comercio de Carrefour Market. 
El cine Bulevar en la actualidad |REDACCIÓN
  • De cine a centro de salud: curioso final el del cine Guzmán el Bueno, situado en la calle Guzmán el Bueno, 11. Sí, en lo que ahora es un centro de Salud había un pequeño cine de sesión continua. Estaba muy cerca del cine Bulevar. 
El cine Guzmán el Bueno en la actualidad |REDACCIÓN
  • El conocido cine Quevedo: fue uno de los cines más populares del barrio de Chamberí. Situado al comienzo de la calle Bravo Murillo, ahora es un Mercadona. 
Imagen del que fue Cine Quevedo |REDACCIÓN
  • El antiguo cine Emperador estaba en la calle Fernández de los Ríos, 59. Era una de las muchas salas pequeñas que convivían en armonía en la zona de Arguelles. Fue una discoteca y hoy es un gimnasio. 
El antiguo cine Emperador en la actualidad |REDACCIÓN

Hemos perdido un centenar de cines solo en Madrid. Otros han nacido, provistos de las últimas tecnologías pero con la misma pasión por el celuloide que sus antecesores. El futuro dirá cuántos seguirán.