Una original casa en Moncloa con bañera en el salón

Una original casa en Moncloa con bañera en el salón

Tener bañera puede ser algo normal. Pero tenerla en el salón no está dentro de los cánones establecidos. ¿O sí? El caso es que no hay ninguna ley que lo impida, así que es más bien cuestión práctica o cultural. Y para Gonzalo Pardo, el joven arquitecto que da vida a 'Gon-architects', era imprescindible para hacer de su vivienda un lugar único y 'a medida' en todo Madrid.

Una bañera-cama

Entrar en el ático de Gonzalo es entrar a un mundo de color que bien podría haber sido inspirado por Ágatha Ruiz de la Prada. Altas paredes en azules en la entrada, objetos de todos los tonos imaginables... sillas de todo tipo, hasta una treintena de lámparas diferentes. Una alfombra multicolor y un enorme cubo de madera en medio de la casa que hace de 'caja mágica' dispensadora de espacios secretos.

Una imagen del colorido salón de la casa de Gonzalo |TELEMADRID

Pero para el visitante que llega a su casa, lo que más llama la atención no es la terraza repleta de plantas, ni la chimenea rústica, ni el cuarto de baño oculto tras el 'cubo de almacenaje', sino una pequeña bañera-piscina que tiene en medio del salón, junto a la terraza y con acceso directo al misterioso baño blanco de techo amarillo.

Mirándolo bien, una bañera en el salón no es mala idea. En verano, Gonzalo la usa para refrescarse y en invierno, la vacía y la llena de cómodos y mullidos cojines. Resulta una fantástica cama donde echar una plácida siesta al calor de la chimenea.

Las maravillosas casas que verás en el programa sexto de 'Toc toc, ¿se puede?'
Las maravillosas casas que verás en el programa sexto de 'Toc toc, ¿se puede?'
Las maravillosas casas que verás en el programa sexto de 'Toc toc, ¿se puede?'

Las maravillosas casas que verás en el programa sexto de 'Toc toc, ¿se puede?'

Color para cada estado de ánimo

Pero la bañera esconde aún más sorpresas. Tiene un sistema de iluminación que puede controlar con un mando a distancia. Así, Gonzalo también puede jugar con la 'cromoterapia' y cambiar del verde al azul si necesita serenidad o buscar un tono más cálido si lo que necesita es activarse.

La bañera, elaborada con pequeños azulejos de gresite blanco, simulan a los de las piscinas. Pero en realidad es el mismo 'modus operandi' que sigue su cuarto de baño, con el que por cierto, la bañera está comunicada, por si apetece tras el baño, una ducha adicional.

Tener una bañera en el salón no es algo que 'se estile' mucho, tal vez porque antes se precisa una buena reforma. De lo contrario, se podrían originar problemas con alguna fuga de agua y mojar al piso de abajo. En este caso, Gonzalo lo ha tenido en cuenta y lo tiene 'todo controlado'.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Vivienda