Un grafiti de 15 millones de euros

Un grafiti de 15 millones de euros

Tras su paso por la feria ARCO 2019 y un recorrido por museos y estaciones de toda España, "la obra más cara" ha llegado al Museo del Ferrocarril de Madrid. Ha costado nada más y nada menos que 15 millones de euros. Un precio que, en realidad, no corresponde a la pieza en sí misma, sino al coste que ha supuesto la limpieza de grafitis en trenes a lo largo de 2018.

La 'obra' es una puerta de un vagón de Renfe grafiteada. Según Francisco Polo, director del Museo del Ferrocarril, "los 15 millones suponen el total de las actuaciones que Renfe ha desarrollado para reponer los vehículos a sus estados normales y actuales. Si a eso le sumamos los costes de seguridad y de prevención, el coste está cifrado en torno a los 25 millones de euros".

La cifra escandaliza. Por eso, junto a la puerta grafiteada, metida dentro de una urna de cristal como si de un Picasso se tratara, cuelga un cartel explicativo: "Esta obra ha costado 15 millones de euros y la hemos pagado entre todos. El grafiti es un lujo que no nos podemos permitir".

Muchos de los visitantes del museo se mostraban sorprendidos. Desconocían que la limpieza de los trenes grafiteados se eleve a tal cifra. Algunos defienden el grafiti como un arte, pero nunca en sitios donde no está permitido y aseguran que este tipo de acciones de denuncia podrían servir para concienciar sobre los daños que ocasionan las pintadas en lugares como los vagones de tren.

Otros sin embargo, creen que de poco servirá. Señalan que los que cometen acciones vandálicas de este tipo lo seguirán haciendo. Dicen que la mejor manera de evitarlas pasa por incrementar la seguridad en vías y estaciones. Pero también que las sentencias de los jueces sean, más que de índole monetaria, ejemplarizantes, con trabajos comunitarios con los que los más jóvenes comprendan el trabajo que conlleva borrar las huellas de sus 'obras de arte'.

La puerta grafiteada de '15 millones de euros' ha recibido numerosos galardones publicitarios por su efectividad en la concienciación en este campo. Permanecerá en el Museo del Ferrocarril, en el Paseo de las Delicias 61, por tiempo indefinido.