Sánchez dice que cumplirá el Estatuto vasco y que el diálogo vencerá las zancadillas

Sánchez dice que cumplirá el Estatuto vasco y que el diálogo vencerá las zancadillas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que su gobierno cumplirá el Estatuto vasco y ha subrayado que el diálogo en materia territorial "se abrirá paso" y que la "concordia vencerá" frente a los "obstáculos y las zancadillas".

Sánchez participa este domingo en Vitoria junto a la líder del PSE-EE y candidata a lehendakari, Idoia Mendia, en el acto de presentación a las candidaturas a las elecciones vascas del 5 de abril, encabezadas en Bizkaia por la propia Mendia, en Gipuzkoa por Eneko Andueza y en Álava por Gloria Sánchez.

En su intervención, el secretario general del PSOE se ha referido a la "brecha" en materia territorial abierta "por la falta de diálogo y entendimiento".

"Los agravios han sido respondidos con agravios. Y sabemos cuál es el final de la política del ojo por ojo: al final todos ciegos", ha advertido Sánchez.

Frente a los "extremos" que buscan "abonar la pelea, la confrontación y la bronca" el presidente ha reivindicado que "hay una mayoría en Euskadi y España que quiere vivir en tolerancia, respeto, e integración".

A esa mayoría social le ha trasladado que el diálogo "se abrirá paso", pese a "las zancadillas y a los obstáculos" y que "la concordia vencerá a la confrontación y a la crispación".

Se ha dirigido a la "derecha dividida en tres", de la que ha dicho que "parece que quiere regresar a la etapa de la que se salió hace 40 años", para advertirle de que su partido "acepta conversos", pero no tolera "ni una lección sobre su compromiso con la Constitución".

"Somos constitucionalistas, pero de la Constitución entera, no del constitucionalismo del 155 semanal que nos propone la derecha", ha dejado claro, tras señalar que el PP "esconde su siglas en Galicia y en Euskadi se presenta con candidatos de otro siglo".

En este sentido, ha insistido en que su gobierno asume la "diversidad" como "principal activo del país", por lo que se ha comprometido a cumplir el Estatuto de Gernika, a través del traspaso de las competencias pendientes, proceso que cuenta con un calendario pactado entre los dos ejecutivos.