Mismo barrio, misma calle, distintas restricciones, es el llamado efecto frontera

Mismo barrio, misma calle, distintas restricciones, es el llamado efecto frontera

Mismo distrito, misma calle, distintas restricciones. Es lo que ocurre en Puente de Vallecas, en la esquina entre las calles José Paulete y Picos de la Maliciosa. Desde el lunes, una parte de los vecinos tendrán restringida la libertad de movimiento. El resto, no. ¿El motivo? El limite entre dos zonas sanitarias parte la calle en dos.

De momento, mucha confusión entre los vecinos que desconocen a falta de un día y medio de la entrada en vigor de las nuevas medidas que restringen su movilidad como deben actuar. Mucha confusión y también malestar, al no entender porque la escasa separación de unos metros impide la movilidad de movimientos a unos y a otros no.

Por ejemplo, le mercado del barrio queda en zona libre. Los vecinos con restricción se preguntan entonces si salir de su zona para ir a comprar. Otra vecina, se pregunta, si con esta situación, podrá salir de se zona para ir a ver a sus padres que viven en el mismo barrio pero cuya calle al pertene a otra zona sanitaria no se ve afectada por las medidas.

No es el único punto de la capital afectado por el llamado efecto frontera. Algo parecido ocurre en el camino de Valderribas, en el mismo distrito. Los vecinos de una acera tendrán libertad de movimiento. Lo que están enfrente no podrán cruzar la calle.