Ifema afronta el reto de preparar la cumbre del clima en un mes

Ifema afronta el reto de preparar la cumbre del clima en un mes

Ifema afronta con "ilusión" el "gran reto" de preparar la cumbre del clima (COP25) que traerá unas 25.000 personas a sus instalaciones en apenas cuatro semanas, un evento para el que destinará 80.000 metros cuadrados (el 40 % de su capacidad) y que obligará a reajustar el lugar o la fecha de algunos eventos programados en diciembre, pero sin cancelar ninguno.

Así lo ha explicado, el presidente de Ifema, Clemente González Soler, que ha asegurado que su equipo es "muy profesional, tiene mucho oficio", y será capaz de hacer un buen trabajo organizando en tan poco tiempo una cumbre que es "muy importante para España y para Madrid".

A pesar de que lo normal es disponer de al menos un año entero para organizar este tipo de eventos, Ifema contará con sólo cuatro semanas para hacer hueco a 25.000 personas de unos 200 países que además, por el perfil de muchas de ellas -vendrán máximos dirigentes políticos o grandes empresarios, por ejemplo- requieren excepcionales medidas de seguridad.

Para empezar, los 80.000 metros cuadrados necesarios para acoger la cumbre deberán estar concentrados, y no en pabellones dispersos, para poder garantizar la seguridad.

Y ello implica cambiar de lugar o incluso de fechas algunos de los eventos programados para diciembre, que aunque no es un mes que habitualmente traiga muchas ferias, sí tiene programados en esas fechas eventos como la feria para jóvenes Juvenalia, el Circo de Hielo o la exposición oficial de Juego de Tronos.

"Vamos a ver cómo lo reajustamos", ha explicado González Soler, que ha asegurado que no se cancelará ningún evento, y que su equipo está estudiando cómo dar cabida a todo, lo que inevitablemente pasa por "importantes" reajustes de fechas.

De lo que se trata en este caso, ha insistido, es el poco tiempo de organización, que obliga a ser "ágiles, flexibles y eficaces".

Una vez que Ifema "haga sus deberes" y organice el espacio, será el momento de hablar con las administraciones y con asociaciones de hoteleros, restauradores o transportes para coordinar el alojamiento y la movilidad de los visitantes, coordinación a la que también están acostumbrados desde el recinto ferial, conscientes de que el turismo de negocios, de mucho poder adquisitivo, interesa mucho a la región.

Ayuso: una"gran oportunidad" para España

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Marid, Isabel Díaz Ayuso, ha instado a aprovechar la Cumbre del Clima como "una gran oportunidad" para todo el país, porque España "va a ser un foco internacional" y Madrid demostrará que no es solo "tecnología, empresa o emprendimiento", sino también "medioambiente".

"La organización busca un entorno seguro y estable y ha elegido a Madrid, porque nos ven como una ciudad que acoge, que sabe preparar grandes eventos, que tiene plazas hoteleras, que tiene grandes transportes e infraestructuras", ha asegurado, antes de apuntar que esta cumbre será "una oportunidad" para demostrar que Madrid es capaz de hacerlo.

Transporte y sector hotelero

Mientras, portavoces de los sectores del transporte, los hoteles y la hostelería se consideran "preparados" para el reto organizativo de la COP25 que finalmente acogerá del 2 al 13 de diciembre la ciudad de Madrid, fechas que coinciden en parte con el puente de la Constitución.

En cuanto a los hoteles, el presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), Gabriel García, ha destacado la seguridad" y "la abundante oferta de alojamiento".

En este sentido, ha asegurado a Efe que las 90.000 camas que suman los hoteles de Madrid serían suficientes para atender a todos los asistentes a la cumbre y además ofrecer alojamiento para los turistas que habitualmente recibe la capital en el puente de la Constitución.

García ha recordado cómo la ciudad pudo atender la demanda de hoteles para la final de la Copa Libertadores de 2018 entre River y Boca que sin que hubiera "ningún conflicto".