Conducir con estrés aumenta casi un 30% el riesgo de sufrir accidentes

Conducir con estrés aumenta casi un 30% el riesgo de sufrir accidentes

No fumar ni beber alcohol, hacer ejercicio, llevar una dieta sana, controlar el estrés y dormir al menos siete horas, son algunos de los consejos incluidos por el Ministerio de Sanidad dentro del Decálogo de recomendaciones para mantener un corazón saludable.

Junto con la contaminación el otro mal de los conductores, es el estrés. Más de la mitad de los trabajadores cogemos el coche para llegar al trabajo. De media en esos 35 minutos soportamos un altísimo nivel de tensión que aumenta el riesgo de accidentes.

Maniobras bruscas y aceleronces son algunos de los efectos que tiene el estrés en nuestro cuerpo cuando conducimos. Sufrir esta tensión al volante puede aumentar el riesgo de sufrir en accidente casi un 30% en horas puntas.