Casado exige el cese de Garzón y solicitará la reprobación de Iglesias

Casado exige el cese de Garzón y solicitará la reprobación de Iglesias

El presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido el cese "inmediato" el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y ha anunciado que llevará al Congreso la reprobación del vicepresidente Pablo Iglesias por sus ataques al Jefe del Estado.

En una intervención telemática con motivo de la clausura de la Escuela de Verano del PP de Aragón, Casado ha adelantado que pedirá también la comparecencia de Pedro Sánchez por ser "el único responsable" de tener en el Gobierno a un partido "imputado por financiación irregular, defensor de la tiranía venezolana, nostálgico de la barbarie comunista y aliado de los albaceas del terrorismo etarra y de los independentistas catalanes".

Ha asegurado que ni la Constitución, ni la monarquía, ni las leyes, ni la oposición son el problema de España, sino un Gobierno apoyado en alianzas cuyo "único vínculo reconocible es obligarnos a desandar el camino que hemos recorrido juntos desde 1976".

En un discurso que ha finalizado con un "viva el rey y viva España", el líder de los populares ha recordado que la monarquía fue votada "abrumadoramente" hace 40 años y que la voz de su partido va a ser "especialmente clara" en la defensa de la Corona y de Felipe VI por lo que representa para "la continuación histórica de la nación".

A su juicio, ser parte del Ejecutivo no proporciona "blindaje alguno" para "atentar contra las instituciones", especialmente cuando se ha prometido el cargo "con lealtad al rey".

En todo caso, ha responsabilizado de todo ello al presidente Sánchez porque "él ha elegido a sus socios" y es quien les "consiente" y les "instiga".

Casado ha acusado al presidente del Gobierno de negociar "la soberanía y la hacienda" con "defensores del terrorismo, delincuentes y golpistas" en medio de una crisis sanitaria "sin precedentes".

Ha preguntado, en este sentido, en qué se ha convertido el Gobierno para que decida indultar a condenados por intentar "hacernos extranjeros en nuestro propio país" y pretender "privarnos de nuestros derechos para imponer su dictadura", en referencia a los independentistas catalanes presos.

Calvo hace un llamamiento a la tranquilidad

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, llamó este sábado a “tranquilizar” a “todos” los actores que ayer fueron protagonistas con motivo de la polémica que generó la ausencia del Rey en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces que se celebró en Barcelona, y les pidió que se ciñan a su “posición constitucional”.

“Todos deberían de empezar a tranquilizarse. Tenemos cada uno, y todos, cada uno y todos (bis), que mantenernos en nuestra posición constitucional. Pero cuando digo todos, digo todos”, señaló la vicepresidenta.

De esta manera respondió Calvo a su llegada a la sede del PSOE en la madrileña calle de Ferraz cuando se le preguntó por el cruce de declaraciones de este viernes como consecuencia de la ausencia del Rey en la ceremonia de entrega de despachos a los nuevos jueces.