Calvo defiende una solución “razonable, posible, democrática y legal” para Cataluña

Calvo defiende una solución “razonable, posible, democrática y legal” para Cataluña

La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, defendió este sábado en Barcelona el diálogo con sus “adversarios” de ERC, formación a la que no llegó a nombrar, para lograr una solución “razonable, posible, democrática y legal” para una Cataluña que “se abrocha a una España mejor”.

Calvo hizo estas manifestaciones en el XIV Congreso del PSC en el que Miquel Iceta fue reelegido como primer secretario de los socialistas catalanes y al que asistieron también el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Este congreso es decisivo para el PSC que decidirá en el cónclave la hoja de ruta para los próximos tres años, lo que permitirá poner a punto todas las herramientas para afrontar un posible adelanto electoral de los comicios catalanes a lo largo de 2020.

“Nadie es más valiente por saltarse las normas, ni más listo, ni va a mejores sitios”

La número dos del Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez insistió ante los militantes socialistas catalanes en referencia al independentismo en que “nadie es más valiente por saltarse las normas, ni más listo, ni va a mejores sitios”.

Los socialistas, dijo, “abdicamos de las revoluciones impuestas hace mucho tiempo, cuando nos dimos cuenta de que teníamos que convivir con nuestros adversarios, con los diferentes… Por eso, porque nadie es más que nadie, seguimos siendo socialistas”.

Insistió en que el diálogo es necesario y en que “hay que defender lo razonable, que implica tu razón y la del otro”, pese las duras críticas de la derecha al diálogo abierto ente socialistas y ERC. “La derecha no ha movido nunca un solo dedo por resolver los problemas de España”, se quejó, y por eso “los ciudadanos nos ha recompensado” con una nueva victoria electoral que obliga a encontrar soluciones.

La dirigente socialista insistió en que las instituciones no deben patrimonializarse “porque forman parte de la democracia” y defendió los contactos con Esquerra: ¿A quién le extraña que dialoguemos?... Se lo tienen que mirar. Los parámetros jurídicos y políticos nos obliga a dialogar. Ese es nuestro proyecto y la habilidad que tenemos en este partido”.