El FMI estima que el PIB español cayó un 19,2% durante el primer trimestre en tasa anualizada

El FMI estima que el PIB español cayó un 19,2% durante el primer trimestre en tasa anualizada

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisará a la baja "muy probablemente" en junio sus previsiones para la economía mundial en 2020, para la que el pasado mes de abril ya estimaba un hundimiento sin precedentes del 3% del PIB, después de que los datos macroeconómicos de muchos países hayan quedado por debajo de lo previsto y ante la falta de vacunas o tratamientos del Covid-19. "Es muy probable que actualicemos nuestras proyecciones en algún momento de junio, y entonces ... nuestra expectativa es que habrá un poco más de malas noticias", ha reconocido la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, durante un seminario organizado por 'Financial Times'.

Hoy dos de sus economistas han asegurado que Asia, pero sobre todo, Europa, tienen un alto riesgo de sufrir rebrotes durante sus procesos de reapertura económica.

Poul Thomsen, director del departamento Europeo del FMI ha calculado que PIB español cayó un 19,2% durante el primer trimestre en tasa anualizada, y suprimiendo el efecto estacional.

Sólo superado por Francia cuya economía habría caído un 21,3%, mientras que en Italia la caída habría sido de un 17,5%.

"El segundo trimestre seguramente será aún peor", auguran los representantes del FMI.

El peligro del rebrote como amenaza

"Con la crisis aún extendiéndose, los datos recientes de muchos países son peores de lo que se esperaba en unas proyecciones ya pesimistas", ha reconocido Georgieva, para quien "desafortunadamente, no contar con vacunas o tratamientos médicos, hace probable una evolución más adversa para algunas economías".

El pasado mes de abril, el FMI auguró un desplome del 3% de la economía mundial en 2020, en su peor recesión desde la Gran Depresión, mientras anticipó un rebote del 5,8% de la actividad en 2021, siempre que la virulencia de la pandemia se hubiese apagado para la segunda mitad del año, permitiendo una gradual reapertura de las economías.

Sin embargo, en su informe 'Perspectivas Económicas Mundiales' la institución alertaba de que en el caso de que la contención de la pandemia y reapertura económica llevara más tiempo del previsto, demorándose hasta el próximo otoño, el crecimiento del PIB en 2020 sería 3 puntos inferior al planteado en el escenario base en 2020 (-3%) y la recuperación se mantendría prácticamente un punto por debajo de la proyectada hasta 2024.

Asimismo, bajo la hipótesis de un segundo brote de Covid-19 en 2021, el FMI estima que el crecimiento ese año se situaría cinco puntos por debajo del estimado en el escenario central (+5,8%), dando así al traste con la recuperación parcial prevista de la economía a partir del próximo año.

En un tercer escenario alternativo que combinase ambos supuestos adversos, la institución anticipa una caída de la actividad hasta 4 puntos mayor que en el escenario base de 2020 y de 8 puntos porcentuales en 2021, lo que implicaría un segundo año de profunda contracción del PIB global.