El coronavirus hace que se busquen viviendas más grandes y lejos del centro de las ciudades

El coronavirus hace que se busquen viviendas más grandes y lejos del centro de las ciudades

El confinamiento por el coronavirus también está cambiando nuestras preferencias a la hora de elegir una casa.

Aquellos que buscan alquilar una vivienda se decantan ya por casas más espaciosas en las afueras en vez de otras más pequeñas en el centro de las capitales.

Además el sector asegura que la compraventa está paralizada y que esto provocará caídas de precio de hasta el 20%.

Frenazo del mercado

El mercado inmobiliario está parado. El coronavirus ha frenado las visitas a los inmuebles para su compra y las notarías sólo atienden las operaciones ya cerradas antes de esta crisis, según explica Jesús Martínez Amadei. Por lo que en estos momentos, con un mercado en hibernación, y sin datos priman las estimaciones.

Los expertos creen que las transacciones pueden caer en grandes ciudades como Madrid o Barcelona hasta un 20% y los precios hasta un 10%, mientras en ciudades más pequeñas y en viviendas de costa los precios se resentirán aún más, según las previsiones ligadas a la actual coyuntura.

Viviendas más espaciosas

Fotocasa, por ejemplo, apuesta por un impacto intenso pero una recuperación rápida en ‘V’. “Todo depende del tiempo que tarde en reactivarse la economía”, explica Carlos Zamora, de Knigt Frank.

Mientras en el mercado de alquiler el interés por el tipo y emplazamiento de la vivienda empieza a cambiar tras la experiencia del confinamiento, señala Fernando Encinar, de El Idealista. Ahora se buscan viviendas más espaciosas y alejadas del centro de las ciudades. Además, y según indica, podría haber un trasvase del alquiler turístico al tradicional.