El coronavirus aviva el comercio tradicional en los pueblos madrileños

El coronavirus aviva el comercio tradicional en los pueblos madrileños

En el Madrid vaciado, en los pueblos, han tenido que reinventarse por la pandemia del covid-19.

Sus pequeñas tiendas se han adaptado a la nueva situación. Los pedidos personalizados y a domicilio a sus vecinos y alrededores les han salvado de tener que cerrar.

Más seguridad y calidad

A raíz del coronavirus, compramos y compraremos más por Internet. El 8% ha comprado alimentación por intentar por primera vez durante el estado de alarma.

Entre otros factores, la seguridad, la cercanía y la calidad del servicio que ofrece el comercio de proximidad han hecho que los ciudadanos vuelvan a experimentar los beneficios de la tienda de su pueblo.