Julen no murió por el golpe de una piqueta, como defendía el dueño de la finca

Julen no murió por el golpe de una piqueta, como defendía el dueño de la finca

Hemos conocido datos de la autopsia preliminar de Julen, la cual revela que el niño no murió por el golpe de una piqueta.

Los datos desmienten, por tanto, el informe encargado por el dueño de la finca de Totalán, que culpaba de la muerte a los primeros rescatadores. El pequeño falleció por traumatismos craneoencefálicos consecuencia de la caída.

La Guardia Civil explica en un informe incluido en el sumario del caso Julen cómo se formó el tapón de tierra que cubrió al pequeño tras caer por el pozo de más de 70 metros de profundidad en Totalán.

El capitán de la Guardia Civil en Vélez-Málaga, Salvador Jiménez, que coordinó a los agentes que participaron en el rescate del niño de dos años, ya dijo días atrás que los agentes de la Benemérita actuaron con "la mejor profesionalidad" en el operativo.

Respuesta al informe de la defensa

Respondía así al informe del abogado del dueño de la finca donde está el pozo en el que cayó Julen, en cuyas conclusiones "permiten presumir" que la muerte del pequeño "se pudo producir durante las labores de rescate" y en el que se apunta que podría ser el uso de una piqueta en las primeras horas de dichas tareas lo que explique las heridas que presentaba el menor.

Salvador Jiménez expuso que "desde el primer momento" en que él se incorporó al operativo, comprobó cómo "no había descanso" y que todos las personas implicadas actuaron con "la mejor ilusión para que Julen estuviera hoy con nosotros aquí vivo".

Así, para ilustrar la "profesionalidad" y la entrega de los rescatadores, citó el caso de un ingeniero que, tras sufrir su padre un infarto, se fue y regresó, ya que "su padre lo mandó al tajo porque decía que era más importante encontrar al niño que él mismo".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Julen