Investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos crean un respirador seguro y de bajo coste

Investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos crean un respirador seguro y de bajo coste

Muy atentos a lo que sucede, médicos, técnicos, ingenieros comprueban el funcionamiento del respirador artificial. Es el primer experimento con este prototipo y ha sido todo un éxito.

El prototipo, diseñado por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos y de la iniciativa Celera y supervisado por el hospital Doce de Octubre de Madrid, podría salvar muchas vidas y reducir drásticamente el número de personas que no pueden ser atendidas en los hospitales por la falta de recursos disponibles.

Maximiliza la ratio de supervivencia

The open ventilator, como se ha bautizado al respirador artificial, cuenta con mecanismos de seguridad para el paciente, condición imprescindible para que su uso sea viable y permita maximizar la ratio de supervivencia por covid-19.El proyecto comenzó hace solo siete días gracias a la imaginación y al talento de un ingeniero de materiales. A él se han unido después profesionales de todo tipo con el objetivo es salvar vidas y ayudar a los médicos.Los planos y detalles de este respirador artificial se han facilitado de forma gratuita para que en cualquier parte del mundo se pueda fabricar. El respirador podrá se producido en talleres mecanicos utilizando productos homologados.