La Guardia Civil recupera más de 35 toneladas de raíles robados

La Guardia Civil recupera más de 35 toneladas de raíles robados

La Guardia Civil ha recuperado más de 35 toneladas de segmentos de vía de tren sustraídos que se encontraban ocultas en una chatarrería en la localidad madrileña de San Fernando de Henares.

Fuentes de la investigación han explicado a Efe que los autores de los robos troceaban las vías del tren para sustraerlas.

El robo de partes de las vías había sido denunciado principalmente en zonas de la Comunidad de Madrid, como el distrito de Villaverde o el municipio de Ciempozuelos, y en la operación figuran como investigadas cinco personas de nacionalidad española, ha informado la Guardia Civil.

Las receptoras del material eran dos mujeres de 26 y 29 años, y los autores de las sustracciones tres varones de entre 25 y 48 años con multitud de antecedentes por hechos similares.

La recuperación del material fue realizada por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) a finales de septiembre durante el transcurso de una inspección medioambiental a una empresa gestora de residuos ubicada en la localidad de San Fernando de Henares.

Los agentes observaron ocultos entre montones de chatarra varios segmentos de lo que pudieran ser vías de tren. Posteriormente, los investigadores recopilaron denuncias y noticias de lugares donde el tráfico ferroviario había sufrido algún tipo de incidencia debido al hurto de segmentos de vía y contactaron con la empresa encargada de su mantenimiento para que reconociera el material robado.

Una vez localizados los citados segmentos en diferentes puntos de almacenaje se procedió a separarlos de la chatarra y se realizaron tres pesajes distintos de 7.580 kilogramos, 10.320 kilogramos y 17.312 kilogramos de acero. En total se recuperaron 35.122 kilos.

Las personas investigadas marcaban las vías con la numeración de los puntos kilométricos e, incluso, con la referencia de la empresa.

Después de seleccionar debidamente el material, los investigadores centraron sus esfuerzos en identificar a los presuntos autores de los hurtos, realizando un estudio pormenorizado de toda la documentación existente en la citada empresa.