El Gobierno pide a todo Madrid, no solo a la capital, más medidas anticontaminación

El Gobierno pide a todo Madrid, no solo a la capital, más medidas anticontaminación

El tirón de orejas de Bruselas al gobierno español respecto a la contaminación afecta de manera directa a Madrid. Pero no solo a la capital. Lo ha dejado muy claro la ministra en funciones de Transición Ecológica, Teresa Ribera. Y todo ello en un momento de mucho debate político y polémica social en torno a Madrid Central. El alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, toma nota de las advertencias de Bruselas y anuncia un "ambicioso plan" para reducir la contaminación.

Almeida insiste en lo que decía en campaña: el problema no es el centro. Todo Madrid es central. Hay que atajar el problema no solo aquí, sino en toda la ciudad. Para ello anuncia medidas como la construcción de aparcamientos disuasorios, políticas que incentiven la renovación de la flota de vehículos, así como medidas para acabar con las calderas de carbón y gasóleo. El alcalde quiere centrar los esfuerzos en todo el perímetro de la M-30, no solo en la almendra central.

Los ecologistas van más lejos y proponen ampliar la zona de bajas emisiones a distritos como Usera o Carabanchel. Desde la oposición, el PSOE dice que Madrid ha dado un mal ejemplo para Europa y el antiguo equipo de Carmena defiende la gestión de la ex alcaldesa para frenar la polución.

El corredor del Henares, en el foco

Desde el gobierno, la ministra de Transición Ecológica lo ha dicho claro. En el caso de Madrid el problema de la contaminación trasciende a la capital y ha hablado del Corredor del Henares.

"La Comunidad de Madrid tiene que tomar medidas", ha dicho. El foco se pone en Coslada, el municipio donde se dan los niveles más altos de concentración de dióxido de nitrógeno de toda la Comunidad de Madrid y uno de las localidades donde, según la titular de Transición Ecológica, deberán tomar medidas y fijar una zona de bajas emisiones.

Desde la Comunidad, sin embargo, se califican los casos como el de Coslada de "incidencia", puesto que la desviación en esos niveles de contaminación son mínimos. La Consejería de Medio Ambiente destaca que la red de estaciones medidoras del control del aire de la Comunidad es excelente y que cumple perfectamente con los parámetros europeos.

Si no se toman medidas Bruselas podría llevar a Madrid a los tribunales en dos semanas.