El Señor de Madrid sale, por fin, y es recibido con una saeta

El Señor de Madrid sale, por fin, y es recibido con una saeta

Con casi tres horas de retraso sobre la hora prevista, el Cristo de Medinaceli salía por fin desde la Basílica, en la Plaza de Jesús 1. A punto ha estado de no salir en procesión por las constantes lluvias, pero el esfuerzo ha merecido la pena. A su salida le esperaba una multitud de fieles y una bella saeta que ha puesto los pelos de punta.

Jesús de Medinaceli es una talla sevillana del siglo XVII que se hizo por encargo de los Duques de Medinaceli. El Señor de Madrid, como se le conoce, es posiblemente la imagen más venerada en la capital. El recorrido de la procesión ha variado sensíblemente este año por las lluvias del Viernes Santo.