Salud al Día. Programa del viernes 7 de septiembre de 2012

Nuevo síndrome. En todo el mundo se han descrito solamente unos 30 casos... la mayoría localizados en Estados Unidos y en Europa... y ahora en nuestro país se descubre el primero. Conocida desde el 2009 , esta enfermedad todavía no tiene un nombre por el que la podamos denominar, los especialistas hablan de ella como déficit en glucosa 6PC3 o SCN4. Se trata de un síndrome ocasionado por la deficiencia de una enzima que destruye las defensas del cuerpo haciendo que el sistema inmune no funcione correctamente... lo que conlleva un aumento del riesgo de infecciones y pone consecuentemente en peligro la vida de los pacientes. En nuestro país, tan solo hay uno, un niño de doce años de Almería, cuyos primeros síntomas aparecieron cuanto todavía no había cumplido el año... Desde entonces requiere atención médica y para tratar esta enfermedad es necesario aplicarle terapias biológicas avanzadas, en concreto factores de crecimiento que renegeran su sistema defensivo. Gracias a este tratamiento, que necesitará siempre, podrá llevar una vida normal.

Cigarrillos electrónicos. Aparecieron en el mercado casi como la solución perfecta para dejar de fumar... porque aunque tuvieramos un cigarrillo entre las manos... nada tiene que ver con los convencioles. Bajo la misma aparencia que los pitillos a los que estamos acostumbrados, este "aparato" funciona con una batería y se puede cargar con o sin nicotina. Muchos fueron los fumadores que se sumaron a esta moda... pero ahora no es tan segura como pensábamos. La Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias afirma que la nicotina liberada por este tipo de dispositivos, aunque sea través del vapor, daña las vías respiratorias. Serán necesarios más estudios para corroborar esta primera investigación. Pero si de algo podemos estar seguro es de que lo más eficaz para dejar de fumar es seguir las pautas de tratamiento eficaces que se prestan en muchos hospitales, hablamos por ejemplo de las consultas de deshabituación del tabaquismo.

Estrés e ictus. Ya era sabido que el estrés crónico con una duración de más de seis meses se relaciona con un mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón, pero se desconocía su impacto en el riesgo de sufrir un ictus. Ahora gracias a un trabajo de investigación realizado por neurólogos del Hospital Clínico San Carlos... sabemos que el estrés psicofísico, junto con la ansiedad y la depresión, son factores que aumentan ese riesgo de padecer el accidente cerebrovascular. A esta conclusión se ha llegado tras analizar a 450 individuos, tanto pacientes como personas sanas... Los participantes en este proyecto fueron evaluados con respecto a los factores de riesgo biológico de esta enfermedad, es decir... la diabetes, la hipertensión, la levaion del colesterol, los antecedentes de alteraciones del ritmo cardíaco y la somnolencia diurna. Se les preguntó además por su estilo de vida... haciendo referencia a la cafeína, la ingesta de bebidas energéticas, el alcohol, el tabaco, el trabajo o la pareja. Y el resultado obtenido ha sido que aquellas personas que habían experimentado estrés tienen hasta cuatro veces más posibilidades de sufrir un ictus.