Salud al Día. Programa del miercoles 4 de julio de 2012

Aire acondicionado. Cuando hace tanto calor como ahora... es la única forma de estar más frescos y no acabar sudando, pero junto a este beneficio, el aire acondicionado también puede ser el causante de problemas en la salud. Es el responsable de las bajas laborales y del absentismo laboral durante el verano en un porcentaje alto de casos. ¿La razón? Pues muy sencilla... su mal uso y la falta de mantenimiento en los equipos nos cuestan catarros, tos, faringitis, rinitis, asma, neumonía y dolores de cabeza. Y junto a todas estas dolencias otras casi peores... el contaco directo del aire acondicionado frío con nuestro cuerpo nos puede provocar dolores de espalda o de cara, contracturas musculares y dolor en la zona lumbar y el cuello . Para evitar todos estos problemas, desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid se nos recomienda no estar directamente debajo del chorro y cubrirnos con ropa en caso de que el aire frío nos de directamente en la piel, ya sea mientras trabajamos, cuando vamos conduciendo o si estamos durmiendo. Desde este órgano también se incide en la importancia que tiene mantener la temperatura constante y revisar los equipos para que estén en buenas condiciones.

Quemaduras solares. No podemos decir que no nos guste tomar el sol, y tampoco vamos a renunciar a pasar un ratito bajo él... pero si lo hacemos, máxima precaución con los rayos ultravioleta... y por consiguiente máximo cuidado con quemarnos. Los expertos nos adiverten de que una de cada 53 personas tendrá un melanoma a lo largo de su vida, y es precisamente el melanoma es el responsable del 4 por ciento de los cánceres de piel. Para prevenir esta enfermedad hemos de protegernos, especialmente desde la infancia y en la adolescencia,etapa de nuestra vida en la que se producen el 90 por ciento de las quemaduras solares. Aunque en el momento no pasen de una molestia en la piel, con el paso de los años el daño causado en nuestro ADN puede manifestarse en forma de tumor. Importante es que a los niños les enseñemos a protegerse, ya que los buenos hábitos adquiridos a edades tempranas serán los que se mantengan de adultos, y si son conscientes desde pequeños que abusar de la exposición al sol es malo cuando crezcan evitarán otros problemas como el canciroma basocelular y la queratosis actínica.

Deshidratación. Calor, mucho calor y altas temperaturas que nos pueden hacer perder más líquido a través de la sudoración... para evitar la deshidratación hay que beber cada día como mínimo dos litros de agua, que puede estar combinada con zumos, infusiones, refrescos... Una recomendación de todos sabida y no por todos seguida... un 36 por ciento de los españoles reconoce que consume menos de los litros de líquidos diarios. Si nosotros estamos dentro de esta franja poblacional y nos sentimos cansados, nos dan mareos, nos baja la presión arterial y notamos calambres musculares... estamos ante los síntomas de la deshidratación... a los que por supuesto no llegamos si bebemos suficiente agua. Tenemos que ingerir líquidos aunque no tengamos sed, y tenemos que ofrecerlos a niños y ancianos... ellos todavía sienten menos esa necesidad de beber líquidos. También hemos de tener mayor precaución con las personas que tienen un problema de insuficiencia cardiaca, se les recomienda incluso que no practiquen deporte al aire libre cuando haga mucho calor, ya que los medicamentos que tienen que tomar hacen además que eliminen el exceso de agua de su cuerpo.