Salud al Día. Programa del martes 10 de julio de 2012

Cáncer hereditario. En concreto han sido la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia y la Sociedad Española de Oncología Médica las que se han propuesto mejorar la asistencia al paciente con cáncer hereditario en nuestro país. Donde se desarrollan cada año 162 mil nuevos casos de cáncer. De este total, entre un cinco y un diez por ciento están relacionados con la dotación genética... es decir, existe una predisposición heredada de un familiar a sufrir esta enfermedad, especialmente si se trata de un tumor colorrectal y de mama. De la aparición de este tipo de cánceres nos dan pistas los datos clínicos, por ejemplo, si hay un elevado número de familiares que ha pasado por estos procesos, si aparecen a una edad temprana o si el órgano afectado es par, como es el caso del cáncer de mama bilateral. Para identificar este tipo de tumores, evaluarlos, derivar al paciente a una Unidad de Consejo Genético en Cáncer y realizar las necesarias pruebas genéticas, entre otros procedimientos, se ha constituido este grupo de trabajo.

Ambulancias. Si notamos un fuerte dolor o presión en la zona torácica, nos sentimos agotados y cansados, sufrimos mareos y en nuestro brazo izquierdo también además de dolor sentimos calambres... lo más probable es que estemos sufriendo un infarto agudo de miocardio, los descritos... son sus síntomas. Lógicamente, ante esta situación lo más acertado es llamar a una ambulancia, y cuanto antes mejor, para que nos trasladen a un centro hospitalario, pese a que tardemos más en llegar que si lo hacemos por nuestra propia cuenta. Pues en la ambulancia, además de personal sanitario cualificado para atendernos en esta situación, nos pueden poner el tratamiento adecuado para paliar y disminuir el infarto. Además, si optamos por llamar a los servicios sanitarios, se reduce en un 26 por ciento la mortalidad a consecuencia de esta causa, del infarto agudo de miocardio. Para ayudar a que todos nos concienciemos de la mejor opción ante un problema de este tipo se han de implementar las campañas informativas y por supuesto, para no sufrir este tipo de trastornos, lo mejor es no fumar, controlar la tensión arterial y estar en nuestro peso adecuado.

Miopía en la oscuridad. Quizás lo notamos todos cuando por ejemplo vamos conduciendo de noche y aunque nuestro vehículo tenga buenas luces, no vemos igual de bien que durante el día, a nuestra vista parece que le cuesta más enfocar y no responde igual que con la luz solar. Se trata de un fenómeno que ya intrigaba a astronautas y militares hace tres siglos, y que ahora sabemos que está causado por un mecanismo de sobreacomodación del cristalino del ojo en la oscuridad y que afecta tanto a quienes tienen miopia como a quienes ven bien. Antes, en los años ochenta, se creía que esta miopia nocturna disminuía la agudeza visual en un 15 por ciento, lo que sería una pérdida de visión de una dioptría y media, pero gracias a este estudio sabemos que la pérdida de visión es menor, por lo que no es necesario que utilicemos gafas o lentillas si no tenemos ningún otro problema en la vista. Por cierto, y a modo de curiosidad, de esta miopía nocturna también hablaron autores españoles, los especialistas en óptica José María Otero y Armanado Durán la dieron en 1942 el nombre con el que ahora la conocemos.