Teté Montoliú. El Ángel del Café Central

El Café Central es más que un café. Es un refugio. Uno de los lugares emblemáticos de la historia de la música no solo de Madrid sino de toda España. Cada noche de 9 a 11 hay un buen concierto. Nieve o truene. Es uno de los pocos lugares en los que hay conciertos a diario.

Una de las figuras asociadas para siempre en la memoria al Café Central era el gran pianista Teté Montoliú, la legendaria figura del piano. A los dueños del café les costó convencerlo para tocar aquí pero una vez que lo hizo ya fue de la familia.Tanto es así que hubo un peligroso momento para el café y estuvo a punto de cerrar. Teté Montoliú no quiso permitirlo y vino desde Barcelona para tocar todos los días ¡durante 5 semanas! Esa acción salvó al Café Central del cierre y a Madrid de perder una de sus joyas. Gracias Teté.