La Cibeles, más que una diosa futbolera

Nuestra Cibeles es la Diosa de la Madre Tierra y de la fuerza indómita de la naturaleza. Las celebraciones de culto a la Diosa eran un cachondeo. Todo fiesta y desenfreno. Los leones que tiran del carro son Atalanta e Hipómenes. Atalanta era una joven a la que no le apetecía casarse. Pero concedió que se casaría con el primero que la adelantara en una carrera.

Bueno… ¡hay formas peores de elegir marido! Un tal Hipómenes se enamoró de Atalanta y pidió a Afrodita, la diosa del amor, que le diera algún truco para ligársela. Afrodita le dio unas manzanas de oro y le dijo que cada vez que Atalanta le fuera a adelantar, le tirara una manzana. Se casaron de buena gana. Pero un día cometieron el sacrilegio de amarse en el templo de la Diosa y esta les castigó a tirar eternamente de su carro. ¿Los madridistas saben todo esto?