El Callejón del Gato, inspiración de Valle-Inclán para crear el esperpento

El Callejón del Gato, famoso por sus espejos, inspiró a Valle-Inclán para escribir su famosa obra 'Luces de Bohemia' e inventar un género distinto: el esperpento. Pero los espejos que hoy se encuentran en la calle han cambiado mucho y no son los mismos que el escritor conoció.

Por cierto, vamos a aprovechar la ocasión para contaros por qué a los madrileños se les llama "gatos". Durante la Reconquista, las tropas del rey Alfonso VI asaltaron la muralla árabe de Madrid. Un soldado escaló las murallas cual si fuera un artista de circo y ello fue decisivo para la toma de la ciudad. Como todo salió bien empezaron a llamarlo Gato. A los descendientes se les empezó a llamar gatos y así hasta hoy. ¡Qué manera de perdurar una palabra!

Cuando paséis por este Callejón, no dejéis de miraros en el espejo e imaginad la cara de Valle-Inclán mientras observáis vuestro reflejo...

Dónde: Madrid

Javascript is required to view this map.