Cómo frenar el acné a los 30 años

Cómo frenar el acné a los 30 años

El acné es una de las enfermedades de la piel más comunes entre los españoles. Y ya no es exclusiva de los adolescentes. Cada vez es más frecuente ver a jóvenes de treinta con acné.

Suele ser una de las consultas más recurrentes en las salas de dermatología. Y si bien es más normal que lleguen preadolescentes y adolescentes, cada vez se ven más jóvenes preocupados por unos granos que no terminan de desaparecer.

“Lo pueden sufrir un 80% de las personas entre 11 y 30 años”

Qué es exactamente el acné

El acné es una enfermedad multifactorial en la que hay sobre todo cuatro factores implicados:

  • La producción excesiva de sebo.
  • El cambio en la composición de ese sebo (en la grasa que producimos).
  • La contaminación (por las propias bacterias de la piel).
  • La queratinización del folículo  (que se tapona el orificio de salida de ese sebo).

Cuando se dan todos estos factores es cuando se produce esta infección.

Cómo actuar ante la aparición del acné

Nunca hay que apretar un grano, porque la infección se puede propagar por las manos a otras zonas, y porque en el fondo los granos son como una bolsa. Cuando apretamos, parte puede salir hacia fuera pero parte puede ir hacia dentro. Y cuanto más profunda es la infección, más posibilidades hay de que queden cicatrices.

Otro de los problemas del acné es que puede llegar a ocasionar una pérdida de autoestima en la persona que lo sufre. Un joven con acné puede llegar a sentir vergüenza por su aspecto y preferir quedarse en casa a salir con los amigos.

“El acné más grave y frecuente se da entre jóvenes varones y a partir de los 30 en mujeres”

Ante un brote, es importante acudir al dermatólogo para que mejore y, finalmente, desaparezca