La nueva vida de la Casa de la Demandadera, en Alcalá de Henares

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y la ministra de Fomento, Ana Pastor, visitan la Casa de la Demandadera y el Claustro Menor de las Bernardas, restaurados recientemente por el Gobierno regional. Se trata de unas obras que forman parte del Plan Director del Monasterio Cisterciense de San Bernardo, declarado Bien de Interés Cultural en 1922 y que han permitido recuperar el espacio que une este convento del siglo XVII con el contiguo Palacio Arzobispal.

En la Casa de la Demandadera vivía la demandadera, la persona encargada de la economía de la comunidad del convento, comprando en el exterior todo lo necesario para el día a día y vendiendo lo que se producía en la huerta. Allí también se encontraba el torno donde las monjas, pertenecientes a la orden del Císter, mantenían contacto con el exterior, así como el acceso del arzobispo desde el palacio a la iglesia para escuchar misa. El espacio será utilizado ahora como sala de exposiciones, además de como residencia diocesana.

Mejores Momentos