Así fueron los inicios del gran Clan Jurado

Así fueron los inicios del gran Clan Jurado

A comienzos de los años ochenta, Rocío Jurado estaba en la cumbre de su carrera y pasaba largas temporadas fuera de casa lo que obligó al matrimonio a tomar la determinación de que fuese Pedro Carrasco el que se ocupase de la educación de su hija Rocío Carrasco.

La niña no lograba acostumbrarse a las ausencias de su madre la que, incluso, llegaba a perderse algunos cumpleaños de la pequeña por sus compromisos profesionales.

Pedro Carrasco se ocupaba de la casa y de cuidar a su hija, algo poco común en la época

'La más grande', tampoco estaba contenta con esa situación y de quejaba en numerosas ocasiones de tener que estar tanto tiempo lejos de los suyos lo que hizo saltar los primeros rumores de crisis en el matrimonio.

Finalmente, en 1989, Rocío Jurado confirma su separación definitiva del boxeador, aunque él no cerraba la puerta a una reconciliación.

Años después los dos reharían su vida, la artista junto al torero José Ortega Cano y Pedro Carrasco con Raquel Mosquera.