Huellas de... La Casa de Alba

Huellas de... La Casa de Alba

La Casa de Alba de Tormes se remonta al siglo XIV y entre sus ancestros más ilustres se encuentran el duque de Olivares o Cristóbal Colón.

Al frente de todo el patrimonio familiar ha estado durante muchos años María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, más conocida como la duquesa de Alba, que nació el 28 de marzo de 1926 en Sevilla.

Cayetana era la mujer con más títulos nobiliarios del mundo. era cinco veces duquesa, dieciocho veces marquesa, veinte condesa, vizcondesa, condesa-duquesa y condestablesa, además de ser catorce veces grande de España.

En 1947 la duquesa se casó con el ingeniero industrial Luis Martínez de Irujo y Artázcoz que falleció en 1972 por leucemia, una enfermedad que Cayetana ocultó a todo el mundo e incluso a él mismo.

Fruto de este matrimonio nacieron seis hijos que recibieron de su madre títulos nobiliarios.

El mayor de ellos es Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, heredero de todo el patrimonio cultural de la Casa de Alba y actualmente duque de Alba. Es el único que posee el apellido Fitz-James Stuart en primer lugar.

Después de Carlos nacieron Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia Martínez de Irujo.

Tras la muerte del duque, la duquesa volvió a casarse en dos ocasiones más, una con Jesús Aguirre y la última con Alfonso Díez, una relación muy cuestionada por sus descendientes.

Pero los romances de la matriarca no han sido los únicos que han ocupado portadas de la prensa rosa.Cayetano tuvo una cuestionada relación con Mar Flores y Eugenia se casó con el torero Fran Rivera, hijo de la leyenda del toreo Paquirri. Este matrimonio se rompió tres años después del enlace, aunque tuvieron una hija en común.