Este viernes seguimos las huellas de Jesús Gil

Este viernes seguimos las huellas de Jesús Gil

Jesús Gil y Gil siempre tuvo interés por los negocios y por manejar grandes cantidades de dinero y, por eso, se trasladó a Madrid para conseguir su fortuna y la consiguió.

Fue elegido presidente del Club Atlético de Madrid, alcalde de Marbella y obtuvo grandes beneficios invirtiendo en el ladrillo pero, también, generó numerosos problemas con la Justicia que le llevaron a estar en prisión en varias ocasiones.

Finalmente, una trombosis cerebral acabó con su vida en 2004. El velatorio, al que asistieron más de 15.000 personas, se instaló en el Estadio Vicente Calderón y posteriormente fue enterrado en el panteón familiar del cementerio de la Almudena.