No hay barreras para Iker

No hay barreras para Iker

Iker Orcaray es uno más en el CD Nuevo Boadilla en categoría benjamín desde que su solicitud fue aprobada por la Real Federación de Fútbol de Madrid. Juega de delantero, aunque su ídolo es un centrocampista, Isco Alarcón.

Cada semana disfruta de la competición jugando con sus amigos y compañeros del Nuevo Boadilla. Iker tiene Síndrome Down.

Fundamental el apoyo familiar

En todo ello el apoyo familiar ha sido fundamental. "Iker tiene un hermano un año menor, pensamos que sería positivo que empezaran a jugar en algún deporte y decidimos que fuera el fútbol. En el CD Nuevo Boadilla nos dijo enseguida que por qué no probábamos con los dos, que cúal era el problema, y no hay ningún problema", nos cuenta Esther Suescun, madre de Iker.

"Llevamos en el Nuevo Boadilla ya seis años y en ningún momento nos planteamos federar a Iker, pero fue el club el que decidió intentarlo. Mandó una carta a la Federación de Fútbol de Madrid y la petición de hacerle la ficha en categorías inferiores, más acordes a su edad congnitiva y física", añade Esther.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Síndrome de down