Las personas afectadas por el VIH no deben ser estigmatizadas ni discriminadas
Las personas afectadas por el VIH no deben ser estigmatizadas ni discriminadas

Telemadrid dedica todo el mes de junio a concienciar sobre las personas con VIH. Unas personas que durante muchos años se han visto estigmatizados. Por eso, hemos querido dar respuesta a algunas de las dudas más recurrentes.

¿Qué es el VIH?

El VIH es el Virus de Inmunodeficiencia Humana que actúa destruyendo el sistema inmunológico. Si no se recibe la medicación adecuada este virus provoca el SIDA, que significa haber llegado a la extenuación del sistema inmunológico y que determinadas enfermedades como la tuberculosis, neumonía u otras, como algún tipo de cáncer, atacan a la persona por esa debilidad. En la actualidad existen eficaces antirretrovirales que hacen que la enfermedad sea indetectable e intransmisible. Las personas afectadas por el VIH no deben ser estigmatizadas ni discriminadas. Un deber de la sociedad es eliminar los prejuicios que todavía arrastra del pasado siglo.

¿Qué le pasa a tu cuerpo?

Los virus no son capaces de reproducirse por sí mismos, necesitan utilizar a otros seres vivos para poder multiplicarse y sobrevivir. Cuando te transmiten el VIH, se dirige a sus células diana, los CD4. Cuando encuentra un CD4, el virus se fija a la membrana de la célula y fusiona su cápside con la membrana celular, de modo que ahora puede introducir su material genético para que esta célula se ocupe de reproducirlo (multiplicarlo), según la Organización Mundial de la Salud.

Esta multiplicación se produce, hay copias del virus circulando por la sangre (el número de copias del virus es lo que se conoce como Carga Viral) y se reduce la cantidad de células CD4 del organismo, que acaba produciendo una deficiencia inmunitaria.

VIH y sida no son sinónimos

VIH y sida no son sinónimos, tener VIH no significa tener sida.

El VIH no se contagia, se transmite.

El VIH puede transmitirse de varias maneras. Al mantener relaciones sexuales (vaginales o anales) o contacto bucogenital con una persona infectada sin protección; con transfusiones de sangre contaminada; por intercambio de agujas, jeringas, etcétera contaminados; por la transmisión de la madre al hijo durante el embarazo, el parto o el amamantamiento.

Cada día, diez personas en España se convierten en portadoras del virus del VIH y pasan a engordar la lista de más de 36 millones de seropositivos en todo el mundo.

¿Cómo saber si tengo VIH?

Sobre un concepto insisten todos, médicos y asociaciones: la mejor manera de parar el VIH es hacerse la prueba. Desde 2009 la Comunidad de Madrid ha empezado un proyecto pionero introduciendo la prueba rápida en 8 centros de atención primaria en los distritos donde se han dados picos de infecciones.