“He aprendido a valorar muchas cosas que antes no valoraba”

“He aprendido a valorar muchas cosas que antes no valoraba”

Dani tiene 44 años y a los 22 perdió la pierna derecha por debajo de la rodilla tras un accidente de moto. Tras catorce operaciones, un año después volvió a andar. Se dedica al deporte de forma profesional y ha sido varias veces campeón de Europa de paratriatlón, de España y del mundo.

Lee la pregunta en silencio: ¿Qué has sacado en positivo de tu discapacidad?

Sonríe y afirma: “He aprendido a valorar muchas cosas que antes no valoraba”

“He aprendido a valorar muchas cosas que antes no valoraba”

Hay personas que nacen sin brazos o sin piernas. Otros pierden algún miembro por un accidente de tráfico, laboral o deportivo, o por una herida de guerra. Y a veces la cirugía utiliza la amputación para controlar una enfermedad, como un tumor maligno o una gangrena. Sea cual sea la causa, todas las personas que sufren la falta de alguna extremidad tienen problemas en común: los precios desorbitados de las prótesis, la falta de ayudas por parte de la administración, el difícil reconocimiento de la discapacidad y las barreras arquitectónicas.