Sánchez Mato : “Manuela Carmena y Más Madrid son la otra cara del PSOE”

El candidato de Madrid en Pie a la Alcaldía de Madrid, Carlos Sánchez Mato, asegura, en una entrevista con Félix Madero en el programa El Enfoque de Onda Madrid, que si Manuela Carmena obtiene un resultado que precise de apoyos de otras partes de la izquierda en Madrid, acudiría a su llamada para formar gobierno. “Por supuesto que sí –avanza- como espero que al revés también ocurriese si somos nosotros los más votados”.

“En este caso –lamenta- siento que nos hayamos quedado solos en la izquierda defendiendo los intereses de la mayor parte de la población de Madrid y por supuesto que estaríamos dispuestos, hablando de programa, con las fuerzas políticas que quieran ponerse de acuerdo”.

Preguntado por si Carmena está en la izquierda Sánchez Mato dice que “Carmena y en este caso Más Madrid es la otra cara del PSOE que, en determinados casos actúa como izquierda, pero en otros no lo hace”.

Políticas ‘austericidas’

Recuerda que el PSOE hizo “un cambio de la Constitución por la puerta de atrás y trajo todas esas políticas ‘austericidas’, porque yo defiendo la austeridad en mi vida personal y en la política, pero en otras cosas no, porque hay muchas necesidades que lo que hay que hacer es implementar un gasto más elevado. Muy bien los 100 millones para la Plaza de España, pero ese es el importe que se destina para el reequilibrio territorial en el conjunto de la ciudad y no puede ser. Se gasta el doble en limpieza por habitante en Arguelles que en Aluche, y no es justo”.

Divorcio del espíritu del 15-M

Dice Sánchez Mato que se dio cuenta de que Carmena era la otra cara del PSOE cuando se rompió la relación “porque no se asume el programa que se elaboró de manera colectiva y que acordaba no colaborar en operaciones urbanísticas que no pusieran en el centro lo que era esencial, que es la vivienda pública, o que no se podían hacer recortes en un gobierno que llegaba a ayudar a la gran masa, al gran pueblo de Madrid”.

“Quienes han modificado la situación –añade- son los que tienen que explicar en qué momento se divorciaron del proyecto de Ahora Madrid y del espíritu del 15-M”.

Sin condenar los escraches

Sobre el ‘escrache’ sufrido por la candidata de Ciudadanos Begoña Villacís en la Pradera de San Isidro por miembros de la Plataforma Antidesahucios, Sánchez Mato evita condenarlo y defiende a quienes les increparon.

Dice que “para mi, los mios y las mias son esos movimientos sociales que están poniendo no solo el discurso sino también el cuerpo para que evitar que haya personas, familias con menores que sean desahuciadas, esa gente es mi gente, están defendiendo un derecho humano y que vulneran las administraciones públicas, y yo creo que las políticas de vivienda han sido insuficientes por aceptas la senda que la derecha le impuso a esta ciudad en diciembre de 2017, que es lo que ha impedido que tengamos más vivienda pública en la ciudad. Por eso doy todo el apoyo a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca”.

Los alquileres y el chotís

En cuanto a la subida de los alquileres en Madrid, Sánchez Mato dice que hay respuesta a eso: “No estamos planteando una locura, hay solución, yo quiero parecerme a ciudades como Viena que tienen más de 10 veces la vivienda pública que tenemos aquí. Hablo de hacer un parque público de vivienda en el que el alquiler social tenga que ver con los ingresos que la gente tiene, porque estamos condenando a toda una generación de jóvenes a no poder emanciparse, a no poder hacer un proyecto de vida en Madrid y a no poder bailar el chotis con tranquilidad en las Fiestas de San Isidro”.

Críticas a la operación Chamartín

A la par, Sánchez Mato, asegura que no se puede decir “que la prioridad es la vivienda y al mismo tiempo en Chamartín, donde el 75% del suelo es público, el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Madrid lo que hacen es entregárselo al BBVA para que haga torres comerciales y centros de oficinas, que lo hagan en suelo privado”.

Recuerda que en estos momentos “hay en el Ayuntamiento de Madrid 1.200 millones de euros parados y las necesidades de los barrios y de la gente de Madrid sin cubrir”.

En la Pradera con gorra de chulapo

Sánchez Mato visitó La Pradera en el día de San Isidro con gorra de chulapo. “Me ha costado poco porque el respeto a las tradiciones hacen felices a muchos y muchas en la ciudad, y no es obstáculo para recordar también las enormes carencias y las enormes brechas que existen en la ciudad”.

Comenta Sánchez Mato que ha aprovechado la festividad “para hacer eso, no solamente para bailar o comer rosquillas, en mi caso pocas porque soy diabético, porque es necesario decirle a la gente que no se puede conformar con lo que ocurre, sino que hay solución, nosotros la planteamos”.

Lo que queda del 15-M

Preguntado por el movimiento 15-M que ha cumplido ya 8 años, Sánchez Mato dice que ha quedado “una confluencia electoral como la que hemos formado, Izquierda Unida, Madrid en Pie Municipalista, gentes que hemos llegado a la institución como parte de ese impulso surgido el 15-M, gente que no nos resignamos a que, una vez dentro de la institución, haya que cambiar los programas electorales para hacer lo que prefieren los más poderosos, los que gobiernan sin presentarse a las elecciones, creo que queda gente, humildemente, como yo en la institución”.

Respecto a quién son quienes gobiernan sin presentarse a las elecciones, Sánchez Mato dice que “es evidente que todo el mundo es consciente de que hay intereses muy poderosos que en su momento consideraron que en Madrid no se podía llevar a cabo una política expansiva desde el punto de vista del presupuesto cuando además estábamos haciendo sobradamente los deberes en materia de solvencia en las cuentas. En mi caso conseguimos incrementar el gasto social un 73%, duplicar la inversión, reducir la deuda un 42%, tener superávit presupuestario y sin embargo me convertí en el enemigo público número uno del Ministerio de Hacienda del señor Montoro”.

‘Enemigo público número uno’

Por todo ello asegura Sánchez Mato que “algo no cuadra, parece que los paladines de la estabilidad presupuestaria que jamás han sido capaces de cerrar con este tipo de datos sus respectivas responsabilidades de gobierno, me consideraron a mí el enemigo público número uno, a partir de ahí el resultado ha sido muy malo”.

Al recordarle que le calificaron de ‘temerario’ Sánchez Mato dice que Manuela Carmena “está olvidando que ella misma en ese momento dirigió misivas al Ministerio e hizo público que el ministro de Hacienda estaba comportándose de una manera arbitraria y usando la ley de manera torticera, como arma arrojadiza, por lo tanto en ese momento todo el gobierno apoyaba mi postura con ánimo de defender las obras que necesitaba Madrid

Proyecto ganador

Defiende Sánchez Mato que Madrid “precisa por ejemplo que la vivienda pública exista en una ciudad en la cual los precios de los alquileres se han disparado y los de las hipotecas, mientras que las administraciones públicas no estamos dando respuestas y, sin embargo, tenemos capacidad de hacerlo. En el área que yo estaba solucionábamos esos problemas, pero claro, se les acababa el negocio a algunos”.

Sánchez Mato declara que está convencido “de que nuestro proyecto es ganador para la ciudad de Madrid”