La historia del último alguacil de Talamanca de Jarama

La historia del último alguacil de Talamanca de Jarama

En 'Dos en la carretera' hemos conocido a Felipe, el último alguacil de Talamanca de Jarama. Con su trompeta daba los pregones desde las nueve esquinas del pueblo y siempre comenzaba cantando “de orden del señor alcalde hago saber al vecindario…”

A sus 71 años nos cuenta que empezó a trabajar cuando era tenía 17. "He estado de alguacil todos los días durante 48 años. Además, me encargaba de los registros de nacimiento y defunción, cambiaba las bombillas de las farolas, era el encargado del cementerio y de levantar las calles”, ha explicado.

Felipe recuerda con mucho cariño el instrumento que le caracterizaba. "Todavía guardo mi trompeta. Cuando la compré era la última que quedaba en la tienda. Ahora ya están en desuso", ha dicho.

Por su gran esfuerzo, Carmen Alcayde y Óscar Martínez le han regalado un megáfono muy especial.