La anécdota más famosa de Francisco de Quevedo en la Universidad de Alcalá de Henares

La anécdota más famosa de Francisco de Quevedo en la Universidad de Alcalá de Henares

Alcalá de Henares no sólo es Miguel de Cervantes y El Quijote, también es sede de una de las universidades más importantes de España donde han dejado huella grandes literatos de la Historia de España como Francisco de Quevedo, Calderón de la Barca o Lope de Vega.

En 'Dos en la carretera' hemos conocido la anécdota más famosa que guarda esta institución sobre Francisco de Quevedo.

Quevedo es uno de los autores más destacados de la literatura española. Se matriculó en la Universidad de Alcalá de Henares gracias a que su madre estaba al servicio de la Infanta Isabel Clara Eugenia y residió en la ciudad desde 1596 hasta 1601.

Cuenta el Instituto Cisneros de la Universidad que en una de esas traviesas escapadas fue descubierto por la ronda mientras se descolgaba por una ventana. Y es que en el ambiente universitario de la época los estudiantes se saltaban las normas para escapar del estricto horario y poder salir a la calle.

Cuando le preguntaron por su identidad, se dice que él respondió con gran ironía: “El señor don Francisco de Quevedo, que ni sube ni baja ni está quedo”.