Entrevista a Ángel Carromero, Nuevas Generaciones del PP

26.03.2014

Diario de la Noche entrevista a Ángel Carromero, miembro de Nuevas Generaciones del PP, quien, refiriéndose a Willy Toledo, comentó que le “preguntaría cuánto le paga el régimen castrista para que venga de vez en cuando a España a soltar estas soflamas y estas mamandurrías”. “Willy Toledo vive en Cuba, pero no en una de esas casas derruidas en donde viven la mayoría de los cubanos normales. Él vive en las mansiones que tiene el régimen para ciertas personas que se dedican a vender luego los falsos hitos de la dictadura comunista. Es un señor que vive de los Castro, uno más”.

Carromero declaró, por otro lado, que da “gracias a Dios porque, contra todo pronóstico, estoy vivo y estoy en casa. Ni en mis mejores sueños creí que esto iba a pasar”. “La única realidad es que soy inocente. Hasta la familia de Oswaldo Payá ha pedido mi indulto y me defendió desde el primer momento”, aseguró, explicando después que “un coche nos golpeó y nos sacó de la carretera. El Gobierno cubano urdió una trama para culparme”. “Las fotografías que enseñó el Gobierno cubano sobre el accidente son incongruentes entre sí mismas. En algunas fotos sale un coche en mitad de un arroyuelo, en otras en mitad de un carrizo, en otras en medio de la maleza. Hay un golpe en unas fotos diferente de otras, en unas el guardabarros está puesto, en otras está quitado”. “Son fotos trucadas que lo que demuestran es que no hubo tal accidente, que quiso vender el régimen castrista”.

“Por un lado –prosiguió- está el testimonio de una dictadura y, por otro, el de la familia de Oswaldo Payá. Y esa es la parte más objetiva, si ellos saben desde el principio que soy inocente porque tenían pruebas y testimonios y han reivindicado mi inocencia, ¿por qué se le da más validez a lo que dice una dictadura?” “Ocurrieron muchas cosas que están todavía por contar”.

“En el comunicado que hice se puede ver que tengo la cara hinchada por los golpes y que estoy leyendo. Hasta empleo un modismo cubano como accidente de tránsito que un español no diría, sino que emplearía accidente de tráfico”. “¿Cómo se explica que los dos europeos saliéramos ilesos y que los dos cubanos resultaran destrozados al momento”. “García Margallo –concluyó Carromero- dijo en la comisión de Exteriores del Congreso que Cuba había exigido un precio político por mí”.