Visitamos una residencia de ancianos clandestina que sigue operando sin licencia

Visitamos una residencia de ancianos clandestina que sigue operando sin licencia

En ocasiones nos encontramos residencias de ancianos clandestinas que operan sin ningún tipo de licencia y que no disponen de los equipamientos necesarios para el cuidado de personas dependientes.

La ley persigue y sanciona duramente a estos centros pero, en ocasiones, cambian de ubicación para poder seguir con el negocio.

En Con Sumo Cuidado nos hemos encontrado con un caso como este que, después de haber sido condenados a la prohibición del ejercicio por un periodo de diez años, más una gran sanción económica de 60.000 euros, siguen funcionando en otra localidad.

Las residencias clandestinas se ofertan en internet con precios muy por debajo de los centros privados con licencia

Tras mucha insistencia, nos han mostrado cómo es la casa que emplean como residencia y hemos podido comprobar que efectivamente había siete personas mayores a su cargo en el interior y que no reúnen las condiciones necesarias para los servicios que ofertan, a pesar de cobrar 875 euros al mes a los residentes.