La jubilación de los perros adiestrados de la Guardia Civil

La jubilación de los perros adiestrados de la Guardia Civil

Son imprescindibles en muchas situaciones de emergencia, como las desapariciones de personas: casos recientes como la búsqueda del pequeño Gabriel en Níjar, la de Diana Quer en Rianxo o la de María Piedad en Boadilla... estos perros adiestrados de la Guardia Civil han resultado decisivos. Entrenados durante toda su vida en la disciplina y el buen hacer, llega un momento en el que se tienen que 'jubiliar'. ¿Qué pasa entonces con ellos cuando dejan de ser operativos y reciben la baja del servicio?

Vivo, experto en explosivos, participó en el operativo que preparo la visita de Obama, y Kenia, fue azote de los narcotraficantes. Virtudes los ha adoptado. Atras quedan años de entrenamiento y trabajo, por eso lo habitual es que se queden con sus guías. Pero, cuando esto no es posible, se gestiona su adopción: seleccionan con cuidado el perfil de la familia y del perro para que todo encaje. La Guardia Civil supervisa cómo vive cada perro adoptado y apoya a las familias.

Mejores Momentos

Programas Completos