El descuartizador de Valdemoro vuelve a la 'casa de los horrores' en un registro policial

El descuartizador de Valdemoro vuelve a la 'casa de los horrores' en un registro policial

Agentes de la Guardia Civil han inspeccionado de nuevo la vivienda de Leandro V.J, en prisión provisional acusado de descuartizar a una joven de 18 años el pasado mes de octubre en Valdemoro (Madrid). Tal y como pudo adelantar Telemadrid, testigo directo del registro, el propio 'descuartizador de Valdemoro' estuvo presente en la ya llamada 'casa de los horrores'.

Fuentes próximas a la investigación han asegurado que el registro ha durado alrededor de dos horas y que el investigado ha estado presente en la inspección del domicilio, donde supuestamente habría matado a la joven.

Se trata del segundo registro que agentes de la Policía Judicial del instituto armado practican en la vivienda, situado en la calle Francia de Valdemoro, donde el acusado vivía desde hace cuatro años cuando la ocupó de forma ilegal tras descubrir que había sido embargada por un banco.

Fue en esta vivienda donde el acusado fue sorprendido supuestamente después de deshacerse de restos de la joven en diferentes contenedores, y de que se descubriesen otras partes en su casa.

El descuartizador de Valdemoro pretendía hacerse una careta humana con su víctima

En el interior de la vivienda y según fotografías que Leandro V.J. había distribuido en redes sociales, había numerosos objetos de temática satánica y de terror, como calaveras y caretas de Hannibal Lécter, carteles relacionados con el nazismo y armas como cuchillos y pistolas. En sus perfiles se apodaba así mismo como "el carnicero tatuador".

Leandro V.J, de 27 años y nacionalidad colombiana, fue detenido el 16 de octubre tras confesar el crimen a su expareja, que denunció los hechos ante la Guardia Civil, que acudió al lugar y le detuvo. El juzgado de instrucción número 3 de Valdemoro decretó su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza por un presunto delito de asesinato.

Su expareja también fue encarcelada por un delito de encubrimiento, si bien el pasado 30 de octubre el juzgado acordó su puesta en libertad.