Una rampa demasiado empinada en Peñagrande no apta para las sillas de ruedas

Una rampa demasiado empinada en Peñagrande no apta para las sillas de ruedas

Una vecina de un bloque de viviendas en Peñagrande denuncia a Telemadrid que la rampa de acceso al edificio es demasiado inclinada lo que hace muy difícil subir o bajar por ella y casi imposible en el caso de sus padres que tienen poca movilidad y van en silla de ruedas.

El barrio de Peñagrande está en el noroeste de Madrid, pertenece al distrito de Fuencarral-El Pardo, y la mayoría de los edificios son de corte moderno, y cuentan con medidas para favorecer la movilidad.

Las sillas de ruedas se despeñan

Pero en el caso de esta vecina, Fina Bárcenas, que también padece movilidad reducida, no puede usar la rampa para bajar a su padre que va en silla de ruedas porque ésta es demasiado empinada y la silla se escurre a toda velocidad sin que pueda pararla o irla frenando al bajar.

Cree Fina que es muy probable que la elevada pendiente de la rampa no esté de acuerdo a la normativa. Tampoco lo está el que mida de ancho 85 centímetros cuando debe medir 1,20 centímetros. Además tiene barandillas a ambos lados con lo que se dificulta más la bajada.

De hecho, cuando el padre de esta vecina se cayó por la rampa, ella se planteó denunciarlo.