Hugo, 15 meses y un nuevo corazón

Hugo, 15 meses y un nuevo corazón

Apenas tiene un año y Hugo ya nos ha dado a todos una lección de vida, esfuerzo y superación. Hugo demuestra cada día una fuerza extraordinaria para seguir luchando... Su madre, su padre y su hermana, siempre están a su lado. José Antonio Masegosa ha visitado a esta familia ejemplar. Una familia que tuvo que salir a toda prisa de Canarias para salvar la vida de su hijo. La enfermedad coronaria que sufría no tenía solución en las islas. Era necesario viajar a Madrid para buscar el milagro de un transplante. Empezaban siete largos meses de incertidumbre y miedo, pero también esperanza y capacidad de lucha.

"Esto es una cicatriz de una guerra que ganó"

"Es todo un guerrero, lo ha pasado fatal", nos cuenta Deiva ,su madre. Por fin regresan a Canarias, después de siete meses en Madrid buscando la solución para salvar la vida de su hijo. Buscando el transplante que le diera la vida.

"Esto es una cicatriz de una guerra que ganó", cuenta Deiva su madre. Una batalla que empezó un día lejano cuando a estos padres les dan la fatal noticia de que su hijo sufre una enfermedad coronaria congénita. Los médicos les advierten incluso de que es posible que su hijo muera a consecuencia de la misma. "Nos dijeron que las siguientes 24 horas eran críticas y nos mandaron a Madrid porque el niño necesitaba un transplante". A partir de ahí empieza un duro calvario que también ha sufrido su hermana Daniela. Una niña de cinco años que ha madurado a una velocidad de vértigo.

Su hermana Daniela ha madurado en estos meses a una velocidad de vértigo

"Nunca estás preparado para asimilar esa noticia, pero tienes que agarrarte a un palo ardiendo", afirma Alex, este padre coraje. El viaje a Madrid se inicia casi sin tiempo, cogen lo necesario, apenas un par de mudas y lo indispensable en una maleta improvisada en una hora.

"Había que resignarse a que esto iba a ser duro y largo. Una espera sin descanso", cuenta el padre.

Había que esperar a tener un corazón y no había fecha. "Había que resignarse a que esto iba a ser duro y largo. Esto es una espera sin descanso", cuenta Alex.

Los padres confiesan haber pasado mucho miedo. Aunque se aferraban a dormir con su hijo y despertar con él. Un día más con él. Y un día menos de espera. "Tienes que empezar a vivir los momentos en minutos", dice Alex.

El padre de Hugo perdió su trabajo para viajar a Madrid

Alex, este padre coraje, perdió su trabajo cuando tuvo que dejar todo y marchar de Canarias a Madrid. Cuando recibió la noticia Alex tenía a su hijo en brazos y casi se desvanece. Algo que agravó la depresión. Ahora, sin embargo, cuando vuelva a Canarias espera tener las puertas abiertas y volver a integrarse en el mercado laboral.

A Deiva las cosas le fueron mejor. Los responsables de su empresa le han mantenido el puesto de trabajo, esperando la solución a su problema.

"Tenemos una segunda familia en Madrid, de enfermeros, periodistas y gente que se ha interesado por el caso de Hugo. Es mi familia madrileña", cuenta emocionada Deiva.

"Cuando me dijeron que había un órgano para Hugo fue la noticia más bonita del mundo"

Todavía recuerdan sobrecogidos el momento en que los cardiólogos les comunicaron que había un corazón disponible para Hugo. "Me pusieron el altavoz en el teléfono y cuando me dijeron la noticia y fue la bonita más bonita del mundo", en palabras de Deiva. Era el primer rayo de luz para esta familia ejemplar. Y el inicio de una dura batalla contra la adversidad.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Madrid