Estévez-Fraga, investigador de Oxford, avanza que la vacuna tendrá resultados en menos de un año

Estévez-Fraga, investigador de Oxford, avanza que la vacuna tendrá resultados en menos de un año

Crecen los contagios al tiempo que los investigadores aceleran los trabajos en busca de la vacuna contra el Covid 19. Carlos Estévez-Fraga, subinvestigador de la vacuna que se está desarrollando en la Universidad de Oxford, asegura a Telemadrid que “superadas ya la fase una y dos para generar una respuesta inmunitaria, ahora estamos en fase 2 y 3 donde hay unos 50.000 pacientes en múltiples países porque lo que se quiere establecer ahora es que proteja contra la enfermedad”.

Estévez-Fraga participa en la investigación de la vacuna que desarrolla conjuntamente la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca. Su papel en el proyecto de vacuna como investigador adjunto ha sido reclutar a los voluntarios y explicarles a qué se exponen.

La vacuna ha superado con éxito las dos primeras fases del ensayo, pero aún no existe una fecha concreta para su administración. Apunta el investigador que probablemente estará para finales de 2020. “Hay mucha presión social, lo cual es comprensible –dice- el ensayo de Oxford tiene una duración de un año, por tanto, es complicado tener unos resultados antes del verano que viene, porque una cosa es que ya están los viales listos y otra que estén los resultados que avalen la vacuna”.

Cautela y prudencia

Opina Estévez-Fraga que “hay que ser muy cautos, tanto los científicos como los médicos y políticos, para que esa vacuna sea segura, aunque ningún fármaco tiene un 100 por 100 de eficacia”.

En cuanto a la distribución y precio, subraya que “aún no hay información, aunque respecto a la vacuna de Oxford si sabemos que se han comprometido a venderla a precio de coste”.

La UE ha comprado 300 millones de dosis de la futura vacuna. Para la fase 3 se están reclutando 50.000 pacientes de diferentes grupos de riesgo y países para "confirmar los resultados" y comprobar si genera anticuerpos "que realmente defiendan contra la enfermedad". Asegura que "es imposible garantizar completamente que la vacuna va a prevenir la enfermedad al 100%".