El Colegio Tomás Bretón sigue sin aceras de acceso en vísperas de que vuelvan los niños

El Colegio Tomás Bretón sigue sin aceras de acceso en vísperas de que vuelvan los niños

Mañana martes vuelven los niños a las aulas y el Colegio Tomás Bretón, en la calle Alejandro Dumas no está listo. Las obras del Vicente Calderón han complicado el acceso al colegio y zanjas, obstáculos y calles levantadas impiden la entrada con normalidad de los escolares.

Faltan 24 horas para que lleguen los niños y las obras no están terminadas, aunque el Ayuntamiento asegura que mañana, martes, día de comienzo de las clases, los accesos estarán listos.

Situación límite

María González, presidenta del ANPA del CEIP Tomás Bretón, asegura a Telemadrid que “estamos preocupados por esta situación límite a la que nos ha llevado la Administración. Las medidas de distanciamiento social en la entrada ahora no son posibles, la verdad es que no vemos que esto se vaya a resolver para mañana”.

Cree González que “ha habido falta de previsión absolutamente”. Llevan desde junio avisando a la Junta de Distrito que tendrían problemas de entrada al colegio con las obras que todavía están sin terminar.

Falta de previsión

“Esto hubiese sido evitable con un poco de previsión –añade- quiero creer que la preocupación del Ayuntamiento es firme y se resolverá para mañana, pero esto ha añadido incertidumbre a las normas que ya tenemos que cumplir”.

Cerca de 2000 alumnos se ven afectados por las obras, ya que en esta zona está también el colegio Gran Capitán, con el mismo problema. El colegio empieza el martes y la situación a día de hoy es que la acera de acceso al colegio no está finalizada. Debido a la presión mediática en la última semana el Ayuntamiento se ha puesto las pilas y han asegurado al ANPA que los accesos estarán habilitados a tiempo.

El colegio tiene cuatro puertas, una de las cuales era para coches pero que la dirección del mismo también ha habilitado para el acceso de alumnos para intentar cumplir con las normas de distanciamiento social, aunque debido a las obras no las tienen todas consigo de sí las van a poder cumplir. Más si cabe teniendo en cuenta que hay alumnos con movilidad reducida.