Atrapada en su casa de Vallecas por culpa de los coches aparcados y las aceras pequeñas

Atrapada en su casa de Vallecas por culpa de los coches aparcados y las aceras pequeñas

Mari Paz se siente literalmente atrapada en su propia casa. Tiene muchos problemas de movilidad y cada vez le resulta más complicado salir de su domicilio. No sólo por el hecho de que la acera que tiene delante de la puerta es mínima, sino también porque los coches aparcan allí sin dejarla apenas espacio para maniobrar con su silla de ruedas.

De hecho, esta mujer con la movilidad reducida requiere la ayuda de una o dos personas para poder salir de su casa y sortear los obstáculos "y no siempre tengo esa ayuda", comenta a Telemadrid.

Acera mínima y bloqueo de los coches

Mari Paz está en silla de ruedas y ponerse de pie le resulta muy difícil. Vive en un bajo que da a una acera mínima y, por si fuera poco, los coches aparcan delante. No tiene espacio para moverse, la acera apenas tiene 70 centímetros de ancha, y no puede salir con la silla de ruedas, como ha podido comprobar Telemadrid acompañándola en la puerta de su casa para conocer las dificultades de movimiento.

Ni con un andador

La única forma de salir es ponerse de pie y andar entre los coches, algo que es imposible también con un andador y sin que la ayuden. La conclusión es que por estas razones se encuentra literalmente, atrapada en casa. En pleno confinamiento, con unas pocas horas para poder salir y pasear, no puede hacerlo.

Esta vecina ha solicitado a la Junta de Vallecas que le pongan un badén, un vado o alguna isleta similar para poder salir, o que se amplien las aceras. Le han dicho que están en ello, pero a día de hoy aún no se ha hecho nada. "Les pido que, por favor nos tengan en cuenta", dice.

Esta vecina tiene colocado un cartel pidiendo por favor que los coches no aparquen justo en la puerta de su casa, pero hacen caso omiso.