Manuel Mostaza sobre Sánchez: “Dividir la sociedad en buenos y malos nunca es un buen camino”

El politólogo y director de asuntos públicos de ATREVIA, Manuel Mostaza, explica a Juan Pablo Colmenarejo en el programa Buenos Días Madrid de Onda Madrid, que la capacidad de acertar en las encuestas está más afinada cuando hay elecciones cerca. ·Está por ver por el espectáculo del Congreso, si nos instalamos en una legislatura bronca y dura, si se traslada a la calle, veremos cómo afecta al transitar del día a día”.

El malestar permanecerá

“El malestar ha venido para quedarse. Va a tardar en volver la placidez de los años 90 de las mayorías absolutas”, asegura.

Continúa Mostaza señalando que el papel de Pedro Sánchez en la investidura no era fácil. “Él era consciente de que estaba haciendo lo contrario de lo prometido. Tenía que articular un relato que legitime su acción".

"Es una estrategia que a corto plazo rinde pero a largo, dividir la sociedad en buenos y malos, nunca es un buen camino”, remarca.

Cambiar tiene menos coste electoral

Mostaza cree que cambiar el relato tiene menos coste electoral. “Quien mantiene su palabra, y pienso en Albert Rivera cuando dijo que no iba a pactar, al final salió muy penalizado electoralmente en las elecciones de noviembre. Mientras que los partidos que han ido adaptando su discurso a los tiempos que les toca no han sido tan penalizados”.

Militantes contra votantes

Según el análisis de Mostaza, los militantes están más ideologizados y son menos proclives al pacto entre bloques, “de hecho aprobaron de manera abrumadora un pacto con Podemos. Mientras que los votantes preferían cualquier opción con el PP, que un gobierno con ERC”.

“Estamos en territorio desconocido. Nunca habíamos tenido un gobierno de coalición y con miembros encarcelados por sedición. La labor del PP es complicada porque una oposición demasiado institucional puede aumentar la sangría con Vox. Y si la hace muy agresiva, puede alejarle a los votantes que están en el centro político”.