Cepeda: “Ni Madrid ni los madrileños se merecen ningún tipo de pistoleros al frente de la gestión de la pandemia”

“Estoy preocupado porque está subiendo el nivel de descalificación permanente” ha manifestado José Cepeda, portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea de Madrid, a Juan Pablo Colmenarejo en Buenos Días Madrid de Onda Madrid.

Cepeda ha contestado así al ser preguntado por lo ocurrido ayer en la Asamblea de Madrid como la calificación de imposición “a punta de pistola” usada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para referirse al estado de alarma, como al gesto de apuntar con una pistola a un parlamentario del PP realizado por la diputada de Más Madrid, Mónica García.

“Yo no veo que el debate en Madrid ni los madrileños se merezcan ningún tipo de pistoleros al frente de la gestión del problema de la pandemia, y lamentablemente estas cosas son noticia”, ha remarcado Cepeda en referencia a las declaraciones de Ayuso.

Sobre si el gesto de Mónica García les deja mal a todos los parlamentarios, Cepeda señala que “dicen que las imágenes valen más que las palabras, pero yo creo que en el parlamento son más importantes las palabras y si son de estas características menos aún”.

Polémico gesto en la Asamblea de la diputada de Más Madrid Mónica García
Polémico gesto en la Asamblea de la diputada de Más Madrid Mónica García
Polémico gesto en la Asamblea de la diputada de Más Madrid Mónica García

Polémico gesto en la Asamblea de la diputada de Más Madrid Mónica García

No a las performances para salir en la Prensa

“No sé, yo luego hablando con ella –añade- sobre el gesto que tuvo dijo que tampoco estaba haciendo el gesto de una pistola, sino el gesto de señalar al portavoz del PP que a su vez le señalaba a ella, no lo sé… Pero la verdad es que este tipo de polémicas son poco constructivas para la sociedad”.

Afirma Cepeda que “no es nuestro estilo hacer política de esta manera, lo comentaba yo luego hablando con Gabilondo, pero es que además creo que no merece la pena elevar el tono de las performances para salir en los periódicos a la mañana siguiente, el PSOE no va a estar ahí, nuestro trabajo es dar ideas y colaborar, pero parece que hay otros dispuestos”.

El estado de alarma no ha sido una decisión política

En cuanto si el estado de alarma ha sido una decisión política tomada como consecuencia de que el TSJM tumbó la orden de Sanidad, el portavoz adjunto del PSOE asegura que “a mí no me cabe la menor duda de que no ha sido una decisión política, es más la prueba está en que es una decisión que tiene un coste político para el Gobierno y para el PSOE. No se trata de hacer electoralismo. Lo que hemos de hacer es anteponer la salud y no convertir los debates de los parlamentos en dialéctica de pistoleros, eso es un esperpento”.

Descarta Cepeda que el Gobierno central tomara la decisión del estado de alarma como una reacción o rabieta a lo dicho por el TSJM, “sinceramente no lo creo”. Explica que “tras la reunión intersectorial lo cierto es que ninguna comunidad tuvo la frivolidad de intentar generar una batalla política basada en una ofensiva judicial como hizo el Gobierno de Madrid”.

Para Cepeda “el TSJM ponía en riesgo las medidas del Gobierno de España. ¿Y qué hace el Gobierno? Pues ir al recurso legal del estado de alarma para que las medidas no se vinieran abajo al día siguiente, justo el día que comenzaba el puente (el del Pilar) Yo creo que el Gobierno ha hecho un gesto de máxima responsabilidad priorizando la salud”.

La pandemia estaba descontrolada en Madrid

No obstante, Cepeda añade que “para ser sinceros yo creo que la Comunidad de Madrid no sabía que la decisión del TSJM se iba a adoptar 24-48 horas antes del puente".

Sobre los vaivenes del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en cuanto a los criterios que se deben cumplir, Cepeda señala que “los datos que se tenían era que la pandemia estaba descontrolada en todos los territorios y el centro de ese descontrol era la Comunidad de Madrid. Madrid está fuera de sí. Yo creo que desde el 21 de junio el Gobierno de Madrid se ha negado a tomar decisiones, como contratar rastreadores o blindar la Atención Primaria. La pandemia no debería ser un instrumento de confrontación”.

Propone que “lo que deberíamos hacer entre los partidos más grandes es acercar posturas, no dejarnos llevar por los extremos que es lo que está pasando, tenemos que colaborar todos en bajar la tensión, los madrileños no se merecen que se esté gobernando con ese nivel de crispación permanentemente".

Opina el portavoz adjunto del PSOE que "la pandemia está dejando entrever el déficit de algunos sistemas de las administraciones en general para intentar objetivizar algo tan importante en evaluación y seguimiento de lo que estamos viviendo como son los datos epidemiológicos"