Bajo el influjo de la superluna

Aquí en Madrid

| 14.11.2016

Superstición, realidad, o quizá un poco de ambas. Se dice que la luna afecta a nuestro carácter, incluso llamamos lunáticos a las personas excéntricas o de comportamientos que se salen de lo normal. No solo nos afecta a nosotros, también al mar que se mueve a ritmo de las mareas.

Los supuestos efectos de nuestro satélite son muy variados. En el extremo encontramos la licantropía o creencia en los hombres lobo que se manifiesta también como trastorno mental por el que una persona piensa que se transforma en lobo bajo el influjo de la luna.

Sin llegar a esos extremos, se dice que es la noche perfecta para quedarse embarazada, pero el efecto más generalizado, al parecer, es que nos vuelve más irascibles.

Esta noche podemos disfrutar de la mayor superluna desde 1948. El satélite orbita más cerca de la Tierra y por eso la vemos un 14% mayor y un 30% más brillante de lo normal.

Y a mayor luna, mayores efectos secundarios, reales o no.

También te puede interesar