El dolor de las víctimas en la tragedia de Mallorca

La terrible tromba de agua llegó sobre 19 horas de la tarde, una hora donde muchos vehículos circulaban por la zona devastada y fueron sorprendidos por el torrente. Como el coche de Joana, natural de Manacor y farmacéutica que circulaba con sus dos hijos de 5 y 8 años en el coche. La mujer logró poner a salvo a su hija de 8 años, pero ella falleció.

El taxi donde viajaban dos turistas británicos también era engullido por la corriente y el conductor y el matrimonio no pudieron sobrevivir.

El torrente, además, lograba colarse en las viviendas del Sant Llorenç, hasta metro y medio de altura.

Mejores Momentos