El temporal obliga a evacuar viviendas en Girona y Tenerife

El temporal obliga a evacuar viviendas en Girona y Tenerife

El temporal de lluvias y el fuerte oleaje que ha azotado España en las últimas horas, especialmente Cataluña, ha obligado a desalojar viviendas en algunos puntos de Tenerife o Girona, donde ha provocado además el desbordamiento de ríos y numerosos cortes de tráfico.

La Generalitat mantiene en alerta el plan de inundaciones Inuncat debido a este episodio de lluvias, que ha acumulado hasta 170 litros por metro cuadrado en Navata (Girona) y que se prevé que remita esta madrugada, si bien el caudal de los ríos en Girona se mantendrá al límite, por lo que se recomienda no pasar por rieras.

Precisamente el desbordamiento del río Manol ha llevado a los Bomberos de la Generalitat a evacuar esta tarde a una veintena de vecinos de Figueras, después de que las plantas bajas de sus casas se vieran cubiertas por más de un metro de altura de agua, y a otras 21 personas con discapacidad de una residencia de esa localidad como medida de precaución por encontrarse en una zona inundable.

En Girona, los ríos que llevan un caudal más elevado y que todavía puede crecer en las próximas horas son el Manol y el Llobregat de la Muga, además del Daró, el Onyar y el Fluvià.

Hasta las 17:00 horas de la tarde, el teléfono de emergencias 112 había recibido 497 llamadas por el temporal, lo que ha derivado en 309 servicios por parte de los Bomberos, especialmente en las comarcas gerundenses del Alt Empordà, Baix Empordà, Selva y Gironès, que han acumulado 258 actuaciones por inundaciones de calles y vías.

Hasta 25 tramos de carreteras se han visto afectados, de las que 16 han sido cortadas, lo que no ha impedido que algunos conductores imprudentes intentaran pasar por vías cerradas por la lluvia, como en el caso de un joven que se había quedado atrapado dentro de su vehículo en una riera de Caldes de Malavella.

Los Bomberos también han rescatado a tres personas que han salido a nadar por la mañana en Sitges (Barcelona) y se han tenido que refugiar en unas rocas ante el mal estado del mar y el fuerte oleaje.

Olas de hasta seis metros en el norte de Tenerife

Precisamente la fuerza de las olas, que en el norte de Tenerife llegaron a alcanzar hasta seis metros, han sido las responsables de que en Garachico se cortara al tráfico la carretera de acceso por la costa, la TF-42, y de que fueran evacuadas de sus casas a lo largo de la noche del sábado al domingo un total de 39 personas, después de que se rompiera el balcón de una tercera planta.

Las evacuaciones se extendieron a otros puntos, como la localidad de Tacoronte o Adeje, al sur de la isla, donde las olas rompieron la cristalera del restaurante de un hotel donde cenaban varias personas, ninguna de las cuales resultó herida.

La Agencia Estatal de Meteorología ha dado por finalizado a primera hora de la tarde el aviso de riesgo importante (naranja) por oleaje en Canarias, aunque se mantiene el aviso de riesgo (amarillo) hasta el lunes por la mañana.

Los perjuicios del temporal se han dejado sentir en otros puntos del país. Así, la ruta marítima entre los puertos de Ceuta y Algeciras (Cádiz) ha recuperado la normalidad este mediodía después de que las primeras salidas del día de los buques de alta velocidad se tuvieran que suspender debido al mal tiempo. El servicio de Emergencias 112 Andalucía ha atendido más de 150 incidencias a causa de las lluvias caídas a lo largo de toda la madrugada, especialmente en las provincias de Huelva y de Málaga, que se han dejado sentir especialmente en municipios de la costa onubense, sobre todo en Isla Cristina y Lepe.