Proponen reconstruir Notre Dame con impresiones en 3D y usando los escombros del incendio

Imagen del interior de Notre Dame de París la mañana posterior al incendio
Imagen del interior de Notre Dame de París la mañana posterior al incendio

Una empresa holandesa especializada en la impresión en 3D, se ha ofrecido para reconstruir la catedral de Notre Dame de París a través de esta técnica, usando los propios escombros producidos por el colapso de parte de la estructura del templo.

El pasado 15 de abril, un terrible incendio dejó maltrecha la estructura de Notre Dame, todo un emblema turístico de Francia y del gótico religioso en todo el mundo. El presidente francés, Emmanuel Macron, fijó en cinco años el periodo para reconstruir "todavía más bella" la catedral.

La clave está en su icónica aguja, que cayó devastada por el fuego. El Gobierno francés anunció pocos días después del incendio, que lanzaría un concurso internacional de arquitectura, con el foco puesto en la aguja. La cuestión es si debe reconstruirse y, en caso afirmativo, si debería ser idéntica o una versión actualizada.

En cualquier caso, y polémicas aparte, reconstruir Notre Dame tal y como fue levantada en los siglos XII y XIII, no es tarea fácil. Sobre todo si tenemos en cuenta que resulta muy costoso, y quizá imposible, reunir a todos los artesanos y materiales necesarios para ello.

Por poner un ejemplo, los bosques de robles de los que se extrajo la madera para armar la estructura de la catedral, ya no existen. Tampoco es sencillo recuperar las canteras de la 'piedra caliza luterana' que se utilizó en la construcción original.

En esta encrucijada, la empresa holandesa Concr3de propone una solución "sostenible" y "ética", utilizando los propios materiales del incendio. Según sus fundadores, los arquitectos Eric Geboers y Matteo Baldassari, es posible triturar y mezclar la piedra y la ceniza hasta conseguir un polvo fino que se cargaría en una gran impresora 3D para generar los elementos estructurales perdidos en el incendio.

Las piezas resultantes de la impresión, aseguran los arquitectos, serían del mismo color que la piedra original, el gris amarillento tan característico de París, y además se podrían colocar de inmediato en el edificio.

Geboers y Baldassari han realizado una impresión de 'La estirge', la famosa gárgola de Notre Dame creada por Viollet Le Duc en el siglo XIX, como ejemplo de que su proyecto es factible.