Los obispos piden no abrir heridas con Franco ni hacer un uso electoralista

Los obispos piden no abrir heridas con Franco ni hacer un uso electoralista

La Conferencia Episcopal ha asegurado este jueves que no se opondrá a la exhumación de los restos de Franco porque respeta la decisión de las autoridades, pero ha pedido que no se utilice esta decisión en campaña electoral para hacer "bandera política" y "abrir heridas entre los españoles". Así ha reaccionado el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, a la decisión del Tribunal Supremo que ha dado luz verde a la exhumación de Franco del Valle de los Caídos para llevarle al cementerio de El Pardo en contra de los deseos de la familia, que apostaban por enterrar los restos del dictador en la cripta de la madrileña catedral de La Almudena.

Los obispos no quieren que se utilice la exhumación de Franco "en las campañas electorales, ni que sirva para abrir heridas entre españoles. Que si es bueno cerrar bien las heridas, no es conveniente abrirlas".

Argüello ha expresado que tanto la Conferencia Episcopal Española como el arzobispado de Madrid, Carlos Osoro, respetan la decisión de las autoridades españolas y no se opondrán a la exhumación de Franco y, en cuanto a la posibilidad de que el prior de la abadía del Valle de los Caídos se niegue a permitirla, Argüello confía en que tenga en cuenta la opinión del abad general y de la Santa Sede. Sin embargo, ha defendido que el prior "seguramente esté hablando en función de su conciencia y ante el deber que tiene de realizar una encomienda y de poner en discusión lo que tiene que ver con la inviolabilidad de los lugares de culto".

Sobre la postura de la familia del dictador, el portavoz de los obispos ha opinado que en la decisión sobre el destino de los restos de Franco puede intervenir alguien más que su familia, al igual que ocurrió tras su fallecimiento en 1975, que fueron las autoridades del Estado quienes decidieron el lugar de enterramiento.

Además, ha asegurado que la Iglesia no ha recibido ninguna presión del Gobierno español para posicionarse ni a favor ni en contra de la exhumación.

"Me entristece mucho que en todas las ruedas de prensa me pregunten por Franco. ¿No les parece que es hora de mirar hacia delante, sellar la reconciliación y cerrar un asunto doloroso para tantas de nuestras familias?", ha señalado.